Fuerte descenso de ventas en EE.UU.

Junio tampoco ha sido un buen mes para las ventas de coches en el primer y más importante mercado del mundo, Estados Unidos. Una caída general del 5,3 por ciento ha puesto a las grandes compañías otra vez en la senda de la guerra de precios. Sólo General Motors logra salvar el tipo con una subida de matriculaciones del 4,3 por ciento.

Fuerte descenso de ventas en EE.UU.
Fuerte descenso de ventas en EE.UU.

En Estados Unidos no acaba de escampar. El mercado sigue reticente a comprar y, otra vez, las ventas de coches han descendido. Durante el mes de junio, se vendieron en aquel país 1.328.753 vehículos ligeros y todo terrenos, un 5,3 por ciento menos que en el mismo mes de 2001. En lo que va de año, se acumulan ya 7.261.258 unidades, un 3,5 por ciento menos que en el primer semestre del año pasado.

Esta caída, que se veía venir, ha desatado otra ofensiva en la guerra de descuentos, que, con periodos de más o menos virulencia, se desarrolla desde el pasado mes de octubre. Ya informábamos ayer de que General Motors y Ford vuelven a lanzar descuentos de hasta 3.000 dólares en algunos vehículos y financiación sin intereses para créditos de hasta cinco años.

General Motors flota mejor
Curiosamente, General Motors, principal impulsora de estas estrategias, es la que menos parece necesitarlas. O, quizá, sus buenos resultados se deben precisamente a ellas: en junio logró vender 455.628 unidades, un 4,3 por ciento más que en el sexto mes de 2001.
Sus responsables aseguran que este buen comportamiento de sus ventas se debe, sobre todo, a los todo terrenos, camionetas y pick-ups, que han crecido mucho. En el acumulado del año, las cifras de GM bajan un 2,3 por ciento.

Ford, la única marca que ha respondido a las nuevas rebajas de GM, sí registra descensos. En junio, cayó un 10,6 pro ciento y vendió un total de 337.300 unidades de todas sus marcas y en lo que va de año pierde también un 10,7 por ciento.

Por su parte, Chrysler desciende en vetas otro cuatro por ciento y se queda en 208.800 unidades. Destaca la caída del 12 por ciento en el apartado de turismos, compensado con el crecimiento de todo terrenos y pick-ups.

Traspiés de Toyota
Entre las marcas foráneas, Toyota, siempre acechando a las tres primeras, tropieza esta vez y baja un leve 0,6 por ciento, pese a que, en lo que va de año, sube un 2,2 por ciento.

También cae Honda, un 1,9 por ciento, Nissan, Mitsubishi, Suzuki, Subaru y, sobre todo, las europeas, que se llevan un importante frenazo. Volkswagen retrocede un 8,6 por ciento y Mercedes, un 6,7 por ciento. Sólo salva la cara BMW, que, gracias a la nueva Serie 7 y al Mini, logra un aumento del 6,7 por ciento y lleva ya 103.000 unidades vendidas en todo el año.

Las que mantienen un imparable ritmo de ascenso son Kia y Hyundai, esta última con una formidable subida del 15 por ciento.