Fuerte descenso de las exportaciones de turismos

La automoción española sigue maltrecha. Según los datos de Anfac, patronal de los fabricantes españoles de vehículos, durante el pasado mes de mayo se exportó un 4,35 por ciento menos que en el mismo mes de 2000. En total, en el quinto mes del año se vendieron fuera de nuestras fronteras 230.731 turismos.

Fuerte descenso de las exportaciones de turismos
Fuerte descenso de las exportaciones de turismos

España se mantiene como el quinto fabricante mundial de vehículos, pero sus cifras de ventas al extranjero se mantienen en la brecha a duras penas. Una de las causas fundamentales de esta situación es el mal momento que atraviesa el mercado alemán, un gran comprador de coches manufacturados en España.

En los cinco primeros meses del año, Anfac registró un leve crecimiento del 2,79 por ciento, que tuvo en mayo su mayor revés, con una caída ya comentada del 4,35 por ciento.

Entre enero y mayo, 873.854 turismos salieron hacia otros mercados procedentes de las cadenas de montaje españolas.

Este descenso en las exportaciones es un reflejo del mal momento que atraviesa la producción. Aunque en el acumulado anual se mantiene un crecimiento mínimo del 0,62 por ciento, en mayo las fábricas montaron un 5,63 por ciento menos de turismos. En total, se ensamblaron 230.731 unidades, con lo que el montante anual sube a 1.076.399.

Otros vehículos, como los todo terreno, andan de capa caída, con un descenso en la producción del 23,32 por ciento durante mayo y un retroceso en las ventas foráneas del 13,1 por ciento.

En otros apartados de la industria (comerciales, furgonetas, vehículos industriales, camiones) se registraron descensos generalizados tanto en la producción como en la exportación. Destaca la caída de los vehículos industriales pesados, cuya fabricación retrocedió en mayo un 22,75 por ciento.

El único apartado que se salva de la quema es el de autobuses, con un incremento del 16,36 por ciento en la manufactura que no ha tenido reflejo en las ventas.