Fuera de juego en carretera

En sólo un año, un atentado y dos incendios han puesto en jaque a Madrid. El pánico se extiende enseguida a la carretera y, si vas al volante, corres más peligro. ¿Cómo actuarías en estas situaciones? ¿Funcionan correctamente los servicios de emergencia? ¿Sabrías qué hacer si tu coche se incendia, se inunda o se queda bloqueado en un paso a nivel?

Fuera de juego en carretera
Fuera de juego en carretera

En caso de accidente, el tiempo es más que oro: dos tercios de los muertos en carretera se producen en los primeros 20 minutos tras las colisión. Sin embargo, nuestro país no se caracteriza por tener los mejores servicios de emergencia. De hecho, según el RACC Automóvil Club, en España la probablidad de morir en un accidente de tráfico es más elevada que en el resto de Europa. ¿Por qué?

En Stop Accidentes, asociación formada por familiares de víctimas de tráfico, tienen claro que “tan importante como reducir los siniestros de tráfico es reducir sus consecuencias cuando se producen".Postes de socorro que no funcionan, médicos que no llegan al lugar del accidente, descoordinación... Muchas son las quejas que reciben a diario y, tras cada una de ellas, surge la duda de cuántas personas se habrían podido salvar. Por eso, Stop Accidentes reclama que se atienda a los heridos en el lugar del siniestro. Toda Europa se esfuerza por lograr la asistencia “in situ", pero –paradójicamente- en Madrid se ha seguido el camino contrario. Según el RACC, si los médicos llegasen al lugar del accidente, se reduciría en un 50 por ciento las muertes. En España se produce 1 muerto por cada 18 accidentes de tráfico; en Europa, la media es de 1 muerto por cada 31 accidentes; en Alemania, 1 por cada 52 y en Reino Unido, 1 por cada 66. En 1997 se crea el SERCAM (Servicio de Emergencia y Rescate de la Comunidad de Madrid), integrando a bomberos y a médicos. Tres años más tarde, la Comunidad decide separar al personal sanitario y, según Stop Accidentes, empiezan los problemas: los bomberos llegan antes que los médicos y tienen que esperar con los heridos en la calzada, descoordinación, falta de medios para algunas zonas... En todo el sureste de la Comunidad de Madrid sólo hay un único parque de bomberos (situado en Arganda del Rey). Sus trabajadores tienen que controlar 968 km2. Obviamente, no llegan a todas partes y, como denuncia Stop Accidentes, algunas veces pasan más de 40 minutos hasta que se presentan en el lugar del siniestro.

Por los pasillos de la DGT resuena “Alfa Charli", un código interno que indica que se ha producido un accidente en algún punto kilométrico de nuestras carreteras. Es hora de actuar.En España no se ha establecido un tiempo máximo de respuesta o tiempo mínimo de asistencia para los heridos (se denomina de las dos maneras). Sin embargo, otros países sí lo han fijado por ley y lo cumplen a rajatabla: en Alemania, el período es de 12 minutos; en Reino Unido, de 8 y en Dinamarca, de 5.

Lejos de las frías estadísticas, encontramos un personal entregado en ayudar a los heridos. Además de luchar contra el crono, tienen que hacer frente a los costes, a la falta de personal, al exceso de horas laborales o a las escasas subvenciones. Y es que, como nos aseguran en el servicio de emergencias 112 de Madrid, “todo es mejorable", pero vaya de antemano nuestro agradecimiento a todos ellos y, en especial, al SAMUR.

En 2002, el SAMUR contaban con 52 equipos (todos ellos formados por 1 médico, 1 enfermero y 3 oficiales); disponía de 17 vehículos y tenía el respaldo de 1.300 voluntarios. Por delante, se encontraban los cientos de kilómetros de las carreteras de Madrid y mucho, mucho trabajo: en dicho ejercicio, atendieron más de cien miel emergencias.
El RACC también denuncia la falta de coordinación de los medios disponibles. Por ejemplo, no existe un número de emergencias único para toda España, como establece la normativa europea.Actualmente, en nuestro país, coexisten diversos números cuyo funcionamiento depende de cada comunidad autónoma: el 112, el 061, el 085, el 080... Además, según nos advierten desde el RACC, “no existe un control central de todas las unidades medicalizadas a diferencia del resto de Europa, donde en cada momento se tiene controlada la situación concreta de las ambulancias y helicópteros; lo que permite enviar la unidad más adecuada en cada caso". Emergencias: 112
Cruz Roja: 91 335 45 45
Guardia Civil: 062
Policía Nacional: 091
Policía Municipal: 092
Mossos D’Esquadra: 088
El E-Call es el sistema de alerta temprana de accidentes o, como denominan en Bruselas, el “servicio de llamada de urgencias a bordo". Su funcionamiento es sencillo: mediante un dispositivo incorporado al coche, nada más producirse una colisión, se emite un aviso localizable por el servicio de urgencia 112 sea cual sea el país de la UE donde nos encontremos. El dispositivo podrá ser activado manual o automáticamente y transmitirá diversos datos sobre el accidente, en especial el punto exacto donde se produjo. La Unión Europea ha anunciado que este sistema pasará a ser obligatorio para todos los vehículos nuevos que se comercialicen en su territorio (la misma medida que tomó hace años con el ABS y el ESP). Eso sí, todavía no hay fecha: se espera que su implantación comience en 2008.