Fraude en la compraventa de automóviles

Algunas empresas de compraventa de automóviles en la Comunidad de Madrid defraudan a los usuarios y a la Hacienda pública.

Los balances de los inspectores del Ayuntamiento de Madrid han fijado en un 33 por ciento la cifra de fraude de las empresas dedicadas a la compraventa de automóviles usados en la capital española. Según sus datos, estas tiendas no respetan los seis meses de garantía y gran parte de ellos no responden ante las posteriores posibles reclamaciones de los usuarios. Además, un 30 por ciento de los establecimientos no entregan las facturas a los compradores a cambio de hacerles una rebaja en el precio del vehículo. La rebaja equivale al Impuesto sobre el Valor Añadido, con lo que defraudan también a la Hacienda pública y evitan que el usuario perjudicado pueda reclamar después. Las irregularidades han sido denunciadas por el Partido Socialista, que ha declarado que éstas perjudican a las personas con menor poder adquisitivo que no pueden comprarse un vehículo nuevo.