Francia es el principal cliente del sector automovilístico español

Anfac (Asociación Nacional de Fabricantes de Automóviles y Camiones) ha hecho públicos los datos sobre la producción de vehículos en España durante el año 2001. El informe muestra que Francia es nuestro principal cliente, ya que recibe el 33,4 por ciento (598.726 unidades) del total de la manufactura de turismos.

La nación gala acoge uno de cada tres turismos producidos en España y el 31,3 por ciento (170.548 unidades) del total de ventas al exterior de los vehículos industriales, cuya cifra se elevó a las 544.792 unidades en 2001.

La importancia de Francia como cliente de la industria española se explica por la presencia en nuestro país de varias plantas de producción de las principales firmas galas: Renault tiene factorías en Valladolid y Palencia, mientras que el Grupo PSA –Peugeot y Citroën- posee fábricas en Vigo y Villaverde (Madrid).

A pesar del volumen de compras de Francia, las exportaciones de turismos a este país se han reducido un 8,8 por ciento respecto al año 2000, aunque crecieron un 1,6 por ciento en el segmento de los industriales.

El segundo mayor receptor de los vehículos fabricados en España fue Gran Bretaña, con un total de 306.773 unidades (17,1 por ciento) de los automóviles exportados. Esta cifra supone un aumento del 23,8 por ciento respecto a la obtenida en el ejercicio precedente.

Por su parte, Alemania compró a nuestro país 194.600 turismos (el 10,9 por ciento de las exportaciones totales). Esta cifra representa una reducción del 14,7 por ciento respecto a 2000 –a pesar de su importante presencia productiva en España- e indica la debilidad del mercado germano, que cayó en 2001 un 1,1 por ciento.

El área de los 15 países de la Unión Europea acogió el 89 por ciento del total de las exportaciones españolas de turismos, con 1.594.909 unidades, un 7,2 por ciento menos que en 2000. Sin embargo, si el ámbito de venta se amplía a toda Europa, la cuota de comercio exterior llega al 94,1 por ciento. Hungría es la principal causante de esta cifra, pues incrementó sus compras a España en un 21,7 por ciento.

Los vehículos industriales vendidos en la UE supusieron el 83,3 por ciento de las exportaciones, alcanzando un registro de 453.909 unidades, mientras que, en la totalidad del Viejo Continente, llegaron al 92,3 por ciento (502.779 unidades).

En total, España exportó en 2001 el 82 por ciento de su producción total de turismos (2.211.172 unidades) y el 93,7 por ciento de la manufactura de vehículos industriales. Estos índices convierten al sector automovilístico en la principal actividad económica española dirigida a los mercados exteriores.

El mayor crecimiento de los envíos a mercados extranjeros se registró en el continente americano (México, Centro y Sudamérica), que recibió 48.786 turismos, lo que representa un aumento del 109,6 por ciento y una cuota exportadora del 2,7 por ciento.

La presencia de los automóviles de manufactura española en Japón (tercer mercado mundial) subió un 15,9 por ciento respecto al año 2000, con 12.959 unidades, un 0,7 por ciento del total de las exportaciones.