Ford y Firestone siguen la lucha en el Congreso

La disputa entre Ford y Firestone no ha bajado su intensidad al llegar al Congreso. Ambas compañías siguen echándose los trastos a la cabeza, aunque en esta primera jornada se ha dado una clara perdedora: Ford.

La marca del óvalo vio cuestionada su segunda llamada a revisión de los neumáticos Firestone, que englobaba a 13 millones de unidades, por el presidente del Comité de Comercio y Energía, Bill Tauzin. Según el congresista, no había pruebas suficientes para llevar a cabo esta segunda retirada y además las cubiertas que están sustituyendo a los neumáticos Firestone tienen un mayor índice de siniestralidad.
Según Tauzin, las reclamaciones contra las cubiertas de Firestone son de 5 por millón de unidades, mientras que los índices de reclamaciones de algunos de los nuevos neumáticos (de las marcas Michelin, Goodyear, Continental, General o BF Goodrich) son de 124 por millón. "¿Vamos a poner neumáticos peores para sustituir a los que retiramos?, se ha preguntado el congresista.
Estas acusaciones han provocado un agrio debate con el presidente de Ford, Jacques Nasser, que se ha defendido señalando que "no hemos probado todos los neumáticos en la historia del mundo. Preferimos ser rápidos y retirar esos neumáticos. Somos culpables por ello". Nasser ha reconocido que se han llamado a revisión cubiertas que no tenían un historial problemático. Esto se ha hecho porque, si se hubiera organizado una retirada centrándola únicamente en determinadas líneas de producción de determinadas plantas, se hubiera confundido al usuario.

La NHTSA investiga al Explorer
Sin embargo, las malas noticias no vinieron únicamente a través de Tauzin. El subsecretario de transporte, Michael Jackson, ha anunciado que la NHTSA (Administración Nacional para la Seguridad en el Transporte por Carretera) ha iniciado una investigación sobre el diseño del Explorer y su relación con los accidentes en los que se han visto envueltas las cubiertas de Firestone. Este organismo ha recibido también críticas por parte de los congresistas por su aparente falta de decisión a la hora de tratar este caso y mediar entre las partes.

Firestone, la otra protagonista de la historia, también tuvo "palos" para Ford, sobre todo para el Explorer. Según datos que maneja la propia marca, montados los mismos neumáticos tanto en el Explorer como en el Ranger, el primer modelo tuvo un índice de siniestralidad ocho veces mayor que el segundo.

Los mejores vídeos