Ford se esfuerza para entregar sus coches a tiempo

El proyecto V-Chain de Ford, destinado a la optimización de la cadena de suministro en la factoría de Almussafes (Valencia), acaba de cumplir un año. Se trata de una investigación llevada a cabo por diversos proveedores del fabricante, la Universidad Politécnica de Valencia (UPV) y DMR Consulting.

Hace un año que Ford comenzó a trabajar, en colaboración con la Universidad Politécnica de Valencia (UPV), diversos proveedores (Johnson Controls, F. Segura y Dynamit Nobel) y el operador logístico Exel Logistics, en un proyecto denominado V-Chain, destinado a reducir los tiempos de entrega de los vehículos.

Pues bien, ahora se cumple un año del inicio del proyecto y la Comisión Europea lo ha elegido dentro del programa Growth para otorgarle una subvención debido a su “carácter innovador y diferencial". La Unión Europea pagará un 50 por ciento del coste de la iniciativa; el resto será financiado con fondos públicos y privados. El presupuesto se eleva a 4,7 millones de euros.

Este proyecto se encuentra ya en la fase última de desarrollo tras tener definidos los requisitos funcionales, técnicos y de negocio.

En definitiva, el objetivo de V-Chain es coordinar a los varios centenares de proveedores de la planta para conseguir una gestión integral y sin problemas entre la planta y sus proveedores y conseguir reducir los tiempos de espera en la entrega de los vehículos a los compradores.