Ford revalida su apuesta por Almussafes (Valencia) y reclama mayor respaldo de la UE a los fabricantes de automóviles

El presidente de Ford Europa, Stephen Odell, ha revalidado este martes la apuesta de la compañía por su planta de Almussafes (Valencia) con el anuncio de una inversión de 812 millones de euros para que produzca en exclusiva para Europa la nueva generación del todocamino Kuga y del vehículo comercial Transit Connect.

Además, ha pedido mayor apoyo a los fabricantes de automóviles por parte de las autoridades españolas, y sobre todo europeas, en un entorno 'cada vez más escéptico' con el sector y en el que 'aumentan los costes de las regulaciones y se reducen los aranceles a la importación'.

Así lo ha señalado en un acto que ha reunido en Valencia al ministro de Industria, Miguel Sebastián; al presidente de la Generalitat, Francisco Camps; al presidente de las Corts, Juan Cotino; al vicepresidente primero y conseller de Industria, Vicente Rambla, y a la alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, así como al presidente de Ford España, José Manuel Machado, y a numerosos representantes de los agentes económicos y sociales de la Comunitat.

En su intervención, ha destacado la importancia de la planta valenciana en la estrategia de crecimiento europeo de Ford y ha defendido que, tras haber 'superado lo peor de la crisis económica como una empresa fuerte y rentable', en la actualidad 'lo mejor aún está por venir tanto para Ford como para Valencia'.

Odell ha valorado las facilidades mostradas por los Gobiernos estatal y autonómico, así como el compromiso de sus máximos responsables a 'ofrecer la mayor ayuda posible a los programas del Kuga y Transit, de acuerdo con los requisitos de la Unión Europea'.

No obstante, ha pedido 'más apoyo' al Ejecutivo español 'especialmente en las políticas de comercio y transporte', con 'tratados de comercio más equilibrados que ofrezcan un acceso verdadero al mercado', y que 'la Comisión Europea respalde a los productores de automóviles', por considerarlos la 'medula ósea' de la industria de la fabricación europea.

'HABLAR TODOS CON LA MISMA VOZ'

'Si no podemos resolver estos problemas no sé si la fabricación a gran escala tiene un futuro en Europa y esto puede tener consecuencias negativas para el desarrollo y la estabilidad económica', ha alertado Odell, quien ha urgido a 'hablar todos con la misma voz para el éxito económico de la fabricación en Europa'.

El presidente de Ford España, José Manuel Machado, también ha agradecido el 'apoyo incondicional' y el 'compromiso' mostrado tanto por el Gobierno central como por la Generalitat y ha defendido que las ayudas recibidas son 'una muestra del firme compromiso adquirido por todos para el desarrollo' de la factoría valenciana.

Machado ha subrayado que el anuncio de esos nuevos modelos para Almussafes supone un 'impulso de futuro para la Comunitat Valenciana y el país', dado que 'confirma el fuerte compromiso' de la compañía con la planta como uno de sus 'pilares estratégicos de crecimiento'.

El ministro de Industria ha valorado la importancia de recibir 'la mayor inversión de la historia del automóvil en España' en 'una época donde no abundan las buenas noticias', ya que 'garantiza el futuro de la planta para las próximas décadas' y el de sus cerca de 7.000 trabajadores directos y en torno a 24.000 indirectos.

'UN DÍA HISTÓRICO'

Sebastián ha incidido en que es 'un día histórico' y ha recalcado que la industria del automóvil es un sector estratégico para España que, con la 'enorme confianza' demostrada por Ford, se reafirma como 'un lugar atractivo para invertir'.

Además, ha valorado el 'trabajo conjunto' desarrollado por el Gobierno con la Generalitat, los directivos de Ford España, sus proveedores, así como con sus trabajadores y sindicatos, a quienes ha agradecido su 'capacidad de dialogo, flexibilidad y responsabilidad'.

'Este es el resultado de un trabajo de todos por el sector del automóvil', ha sentenciado.

En la misma línea, Camps ha ratificado la importancia del anuncio de Ford a la hora de 'generar riqueza, ánimo e ilusión en los sectores productivos de la Comunitat Valenciana y de toda España' y ha recalcado que los políticos deben 'tomar buena nota' de las palabras de Odell de cara a proteger a la industria europea.

DEFENDER EL SECTOR ANTE A 'TRABAS' DE LA UE

En su nombre y en el de Sebastián, se ha comprometido a 'defender donde haga falta un sector productivo industrial tan importante y tan significativo como el del automóvil'. 'Tenemos que hacerlo porque si no, la Unión Europea lo que hace es ponernos trabas a nuestros sectores productivos, ya sea el industrial o el agrícola, y ponernos en circunstancias de falta de competitividad con terceros países que entran en nuestros mercados con más facilidades que nos permiten entrar con nuestros productos en sus propios mercados', ha dicho.

Camps ha reclamado un 'compromiso general' de la sociedad, los sectores productivos y los responsables públicos para defender a los fabricantes y productores 'mediante las medidas que hagan falta', que responda a la 'vocación de fabricar y de producir' que poseen tanto la Comunitat Valenciana como España y la Unión Europea.

Ha destacado que una apuesta como la realizada por Ford 'tiene que defenderse todos los días porque es una noticia impresionante que permite mirar al futuro con confianza y expectativas' y que supone 'una inyección de moral' y 'un multiplicador de expectativas para salir adelante cuanto antes'.

Rita Barberá también ha valorado la trascendencia de las 'certidumbres importantes' a nivel de empleo y de potencial para superar la 'recalcitrante crisis' actual que se obtienen gracias al anuncio de Ford, por considerarlo 'un empujón para poder estar más atentos para ser los primeros en salir de la crisis'.