Ford quiere duplicar sus exportaciones desde Brasil

Ford está planeando el duplicar sus exportaciones desde Brasil a otros países de la zona con el objetivo de volver a la rentabilidad en este estado sin necesidad de clausurar fábricas.

El segundo fabricante mundial quiere comercializar su modelo EcoSport en otros países fuera de la región y aumentar, al mismo tiempo, las exportaciones hacia México, donde este modelo ha gozado de un gran éxito de ventas. La marca del óvalo está contemplando la posibilidad de vender el EcoSport en Europa, Canadá, Australia, Japón y algunos de los mercados emergentes en Asía. El principal “problema" reside en que Ford debe modificar algunas partes del diseño del EcoSport para adecuarse a las normativas de seguridad de los nuevos mercados, algo que elevaría el coste de producción de los vehículos.Ford pretende, gracias a este plan, acabar con los números rojos que está teniendo en Brasil, más de 880 millones de euros en los dos últimos años. Esta política contrasta con las estrategias de los otros fabricantes en el país carioca, que han optado por reducir sus plantillas y tener menos jornadas de trabajo al año. El año pasado, Ford inauguró un moderno complejo industrial en Sao Bernado (Sao Paulo). Actualmente, en esta factoría sólo se desarrolla un turno de trabajo, mientras que en la fábrica de Bahía se trabaja a dos tercios de su capacidad máxima, lo que supone producir 160.000 unidades anuales, entre EcoSport y Fiesta. La industria automovilística en el Brasil está atravesando una importante crisis, después del 'boom' de la pasada década. En el segundo trimestre del año, Ford registró en Sudamérica unas pérdidas antes de impuestos de 69 millones de dólares (54 millones de euros). Volkswagen decidió a finales de julio reducir un sexto de su plantilla brasileña, que actualmente se cifra en 25.000 empleados.