Ford promete mejoras en la seguridad de sus vehículos deportivos antes de 2005

La compañía ha defendido la seguridad de sus automóviles, asegurando que están entre los más fiables del mercado.

Ford Motor Co. ofrecerá un novedoso sistema de control de la presión de los neumáticos, entre otras medidas de seguridad, en todos los vehículos deportivos de su marca antes de cuatro años.
Los cambios se anuncian mientras la compañía sigue ocupándose de las consecuencias del caso de las cubiertas de Firestone, al que se relacionan 148 muertes. Aun así, la marca ha destacado las condiciones de seguridad de sus automóviles, confirmando que estas medidas son sólo algunas entre una serie de mejoras.
La marca introducirá en los neumáticos un sensor para medir la presión y, a través de la tecnología sin cables, se transmitirán avisos sobre un posible aumento o disminución en la presión correcta.
Otras de las mejoras que adoptará la compañía afectará a los frenos, con un sistema antibloqueo que determinará qué rueda tiene mejor tracción y podrá distribuir la fuerza en la frenada. Así mismo, incorporará un sensor en los airbags y cinturones de seguridad que medirán la gravedad de un golpe, con el objetivo de regular la fuerza y tensión de estos elementos. Ford también propone un control electrónico de estabilidad.

Gurminder Bedi, vicepresidente de una de las divisiones de la marca, afirmó que los vehículos deportivos son más seguros que los de pasajeros y comentó que las acciones emprendidas harán que la próxima generación de automóviles Ford sea aún más segura.
Los nuevos sistemas (excepto el de medición de presión en las ruedas) estarán disponibles el año que viene en el modelo Explorer, y antes del 2005 en el resto de modelos. Aún no se ha decidido si estas medidas serán opcionales o vendrán en el vehículo de serie.

Los mejores vídeos