Ford presenta un motor que quema hidrógeno puro

La carrera hacia los motores de hidrógeno más o menos perfectos no se detiene. En un paso intermedio de esta competición científica, Ford acaba de presentar un motor tradicional que, en lugar de quemar gasolina, utiliza hidrógeno puro. No hay célula de combustible y contamina 300 veces menos que un motor de gasolina.

Ford presenta un motor que quema hidrógeno puro
Ford presenta un motor que quema hidrógeno puro

Dentro de su campaña de compromiso con la ecología y la seguridad "Cleaner, Safer, Sooner", Ford ha presentado un motor que, sin ser una gran innovación, supone un paso destacado en la carrera hacia los coches con célula de combustible alimentadas con hidrógeno.

En este caso, el proyecto P2000 H2ICE utiliza el motor Zetec 2.0 que monta el Focus. Unas modificaciones permiten que a la cámara de combustión entre hidrógeno en lugar de gasolina. La compresión es de 14.5: 1.

Lo más difícil es almacenar el combustible, altamente volátil y tan falto de densidad que escapa a los más sólidos depósitos. Se ha optado por un tanque de fibra reforzado que lleva 87 litros de hidrógeno almacenado a alta presión. Con esta cantidad se logra una autonomía de casi 100 kilómetros, aunque se trabaja para duplicar este rango.

La combustión de hidrógeno es muy limpia. Harían falta 300 motores de este tipo funcionando a la vez para generar la misma contaminación que la producida por una sola máquina de gasolina. Las emisiones de dióxido de carbono se reducen en un 99,7 por ciento.

Sin embargo, libera bastante menos energía por litro, como queda claro a la vista de la cantidad de hidrógeno que hace falta para recorrer 100 kilómetros. Teniendo en cuenta lo caro que es producir hidrógeno por electrólisis, el proyecto de Ford parece poco rentable.

Sin embargo, la marca estadounidense ha presentado el proyecto como un paso intermedio, una manera de adaptar los coches actuales a la tecnología que viene. Algo parecido a lo que General Motors hace con su célula de combustible con reformador de gasolina, que es una forma de no olvidarnos para siempre de los combustibles refinados del petróleo.

Hace unos meses, Ford presentó el FCV, un Focus equipado con célula de combustible que, actualmente, está en fase de desarrollo.