Ford planifica su futura familia

La última palabra la tiene Ford, pero, mientras se hace pública o no, los rumores siguen creciendo en torno a un futuro monovolumen de cinco plazas, cuya plataforma se utilice en el Focus de 2005.

Entre rumores, desmentidos y sospechas los futuros productos de Ford se van desvelando poco a poco. A pesar del plan de revitalización de algunas marcas y de recorte de gastos, el Grupo automovilístico parece no querer "tirarse a la piscina" con ninguna novedad absoluta y prefiere afianzar sus actuales éxitos, sin desvelar planes.

Este mutismo está llevando a más de un medio de comunicación a realizar cábalas en cuanto a qué le falta y qué debería presentar Ford. Desde hace tiempo, diferentes analistas del sector apuestan por un nuevo monovolumen que venga a competir con el Opel Zafira y el Renault Scénic.

Sin embargo, desde Ford se insiste, una y otra vez, en que no se va a lanzar ningún monovolumen, ya que con el Galaxy (en la foto) tiene cubierto ese segmento.

A este cruce de informaciones se han unido la prestigiosa publicación norteamericana Automotive News y la revista alemana Automobilwoche. Ambas revistas afirman que, entre otros proyectos, Ford tiene planeado lanzar en el verano de 2003 un nuevo monovolumen de pequeño tamaño con el que plantar cara, por ejemplo, a la futura versión con la que el Volkswagen Golf competirá en este reñido segmento.

Las informaciones publicadas apuntan a que la plataforma del futuro monovolumen de Ford, que estará desarrollado para cinco plazas, será utilizada por los futuros Focus, Mazda3 y Volvo 40. En estos casos, la fecha de presentación se deja para 2005.

Desde el Grupo se guarda silencio, pero el hecho de que esté pensado realizar una inversión de unos 7.000 millones de dólares (en euros, la cantidad es casi equivalente y en pesetas, de 1, 1 billón) al año para aumentar ventas y mejorar los resultados sólo deja resquicio para la especulación.