Ford entra en la pelea por el liderazgo mundial en la industria del automóvil

El grupo automovilístico estadounidense Ford se ha fijado como objetivo alcanzar unas ventas mundiales de ocho millones de vehículos en 2015, lo que supondrá un aumento de aproximadamente el 50% respecto a los 5,3 millones de coches comercializados en 2010.

Los objetivos de ventas anunciados por Ford sitúan a la multinacional estadounidense en la pelea por hacerse con el liderazgo de la industria automovilística mundial, actualmente en manos de la japonesa Toyota, y al que también aspira la alemana Volkswagen, que ambiciona comercializar diez millones de coches en todo el mundo en 2018.

El anuncio sobre las previsiones de ventas de Ford fue realizado por el presidente y consejero delegado de la corporación, Alan Mulally, durante una presentación a analistas, en la que destacó además que el volumen anual de inversiones de la empresa se incrementará un 54%, hasta situarse en 6.000 millones de dólares (unos 4.100 millones de euros).

REDUCCION DE LA DEUDA Y MAS INVERSIONES.

Ford pretende situar el margen de beneficios de sus operaciones de automoción entre el 8% y el 9% a mediados de la década, frente al 6,1% de 2010. Además, la multinacional pretende reducir un 66% su deuda, hasta situarla en 10.000 millones de dólares (unos 6.850 millones de euros) en el horizonte de 2015.

Los planes de Ford pasan también por rescatar su calificación crediticia del nivel de 'bonos basura', así como por reanudar el pago de dividendos en niveles 'apropiados'. 'Ford es una compañía en crecimiento que opera en un mercado automovilístico global en crecimiento', destacó Mulally.

En este sentido, la empresa espera que el 32% del crecimiento de sus ventas mundiales hasta 2015 proceda de la región de Asia-Pacífico, donde Ford duplicará sus entregas. Además, la compañía calcula que en 2020, el 55% de sus ventas corresponderán a automóviles pequeños.