Ford Almussafes dejará de producir el Fiesta en 2012 para 'hacer sitio' a los dos nuevos modelos

Ford dejará de producir en 2012 el modelo Fiesta en la factoría valenciana de Almussafes, con el fin de 'hacer sitio' en las instalaciones para la fabricación de los dos nuevos modelos que ha adjudicado, el todocamino Kuga y el vehículo comercial Transit Connect, según ha informado el presidente de Ford Europa, Stephen Odell, en un encuentro con prensa española.

Odell ha indicado que la salida del Fiesta de Almussafes es un paso lógico para la introducción del Kuga y del Transit Connect, que vienen acompañados de una inversión de 812 millones de euros hasta 2013 y que servirá para aumentar la plantilla del centro de Almussafes en 'varios cientos de puestos de trabajo'.

Asimismo, ha asegurado que la salida prevista del Focus, el próximo verano, y la del Fiesta, en 2012, no supondrán una reducción de la producción o de la plantilla, debido a la llegada de nuevos productos y a la elevada demanda del C-Max. 'Me encantaría que hubiera un tercer turno en la planta de Valencia, pero depende del mercado', ha afirmado.

El máximo responsable de la multinacional estadounidense en el continente europeo ha realtado que su previsión es que el cese de la fabricación del Focus en Almussafes --que cuenta con una plantilla de 6.244 trabajadores--, no supondrá una caída del empleo, ni tampoco la confirmación de que el centro no exportará el C-Max a Norteamérica, ya que la elevada demanda ha aumentado la actividad en el centro, que ha elevado un 17 por ciento la producción del monovolumen. REESTRUCTURACIÓN EN EUROPA

Por otro lado, estas medidas aplicadas en España forman parte de los planes de reestructuración de la multinacional estadounidense en Europa, que contemplan la adjudicación de nuevos modelos a otras fábricas de la corporación en el continente europeo, como parte de su plan de lanzar veinte nuevos modelos en los próximos tres años.

Así, la factoría de Saarlouis (Alemania), que en la actualidad fabrica la gama completa del nuevo Focus, se encargará el próximo año de la fabricación de la nueva versión eléctrica de este automóvil y también la nueva generación del Focus. Este centro contratará 150 nuevos trabajadores para amoldarse a la producción de estos dos coches.

De su lado, la instalación de Colonia, también en Alemania, producirá la versión renovada del nuevo Fiesta y también la nueva generación del motor EcoBoost de 1.0 litros de bajo consumo, desde finales del presente ejercicio. Estas acciones permitirán la creación de 50 puestos de trabajo.

Este plan de reestructuración también supondrá la inversión de 675 millones de euros en la planta de Craiova (Rumanía) para fabricar el nuevo B-Max, desde principios de 2012, y un segundo modelo del segmento B en el futuro, así como el motor EcoBoost de 1.0 litros. De su lado, el centro turco de Otosan se encargará de ensamblar un nuevo vehículo comercial ligero y la futura generación del Transit y continuará suministrando ingeniería para la fabricación del nuevo Transit Connect en España.