Fomento quiere acabar con los puntos negros

El Ministerio de Fomento ha anunciado que piensa duplicar el presupuesto que dedica a la inversión para la conservación de carreteras en unos años. El objetivo: acabar con los puntos negros.

Acabar con los “puntos negros" y mejorar el estado de las carreteras son las principales metas del Ministerio de Fomento de cara a la red viaria nacional. Por ese motivo, el secretario de Estado de Infraestructura y Planificación, Victor Morlán, ha anunciado que se incrementará de forma progresiva el presupuesto de conservación de carreteras para alcanzar el dos por ciento del presupuesto destinado al patrimonio viario, que asciende a 50.000 millones de euros. El presupuesto actual es de un uno por ciento de la citada cantidad, una cifra que, para Morlán, es “escasa y manifiestamente mejorable", por lo que, año a año, se irá introduciendo “una cantidad mayor en los presupuestos para su empleo en conservación y en aquellos puntos e itinierarios con mayores problemas de seguridad y tránsito".Morlán ha confirmado también que su departamento se plantea la conservación viaria como “un reto prioritario" con el fin de reducir la siniestralidad. El representante de Fomento aclaró que se quiere acabar con los “puntos negros" y que, con ese fin, cada Comunidad tendrá “un tratamiento adecuado a sus necesidades".El Plan Estratégico de Infraestructuras, cuya elaboración estará finalizada al terminar el año, “tendrá presentes" aspectos como el medio ambiente, la seguridad vial y la conservación de las carreteras. Por otra parte, el Ministerio de Fomento ha abierto el tramo de la autovía de Valencia (A-3) que se cortó el pasado 3 de abril por un socavón, aunque se cortará el próximo lunes en sentido Madrid para completar las obras.