Fomento aboga, ahora, por los peajes

Era uno de los principales caballos de batalla cuando el actual Gobierno socialista se hallaba en la oposición: reducir al mínimo los kilómetros de autopista de peaje en España. Sin embargo, ahora quieren ampliarlos.

El programa electoral de Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero defendía una reducción de las actuales vías de peaje y la no construcción de nuevas infraestructuras de este tipo. Pues bien, una vez en el Gobierno, el Ministerio de Fomento ha estudiado el caso y ha decidido que se construirán vías de pago. También han dicho que, de momento, no se rescatarán los peajes que hay, y que, además, se acepta la inversión privada para financiar infraestructuras. Todas estas ideas eran puntos criticados por el PSOE cuando estaba en la oposición.
¿Por qué el cambio de parecer? Debido a las reclamaciones de los socios nacionalistas del Gobierno (en especial, los catalanes que piden una reducción de sus vías de pago), el Ministerio de Fomento ha echado cuentas. Y los números no salen.

Para la titular de Fomento, Magdalena Álvarez (en la imagen de más abajo), hay una regla no escrita que consiste en no construir una vía de peaje si no hay una alternativa libre de pago. Pues bien, Álvarez está dispuesta a acabar con esta “norma" y empezar a proyectar autopistas sin alternativas gratis. También ha anunciado que el próximo Plan de Infraestructuras, que el Consejo de Ministros tiene previsto aprobar el próximo viernes 1 de julio, argumentará con datos por qué es imposible que las arcas del Estado asuman los 16.000 millones de euros que cuesta, por ejemplo, liberalizar los peajes en nuestro país.

En cuanto a la inversión privada, criticada por el Partido Socialista cuando estaba en la oposición, parece que no hay más remedio que echar mano de ella. Con los datos en la mano, el Ministerio de Fomento calcula que un 20 por ciento de las inversiones en carretera se hará con capital privado. Y dicen que si queremos avanzar en infraestructuras habrá que permitir a las empresas privadas que pongan su “granito de arena".

Justo en el polo opuesto de la actual política de Fomento se encuentran las recientes peticiones de los Gobiernos autónomos de la Comunidad Valenciana (PP) y Catalana (PSC). Ambos Ejecutivos han instado a Fomento para que construya una autovía gratuita y paralela a la actual AP-7, que recorre la costa oriental de la Península. Las vías que proponen sendas Administraciones autonómicas son la nacional 340 que une Castellón y Barcelona y la autovía de La Plana. El plan pasa por que la N-340 se una con la autovía de la Plana a través de un nuevo tramo entre Tortosa y Amposta. El Ministerio de Fomento, por su parte, habla de una N-340 desdoblada por la costa.

La avería de un vehículo mantiene cortada la circulación en la carretera N-232, a la altura de Morella (Castellón), desde las 15:30 horas. Además, tres accidentes de tráfico están provocando retenciones en la B-10 (Barcelona) y en las vías C-63 y C-31, situadas en Gerona.