Fiat y PSA renuevan sus acuerdos de colaboración

Desde 1978, los grupos Fiat y PSA (Peugeot y Citroën) mantienen estrechas relaciones industriales. Ayer, anunciaron la renovación del acuerdo de cooperación entre ambos grupos hasta el año 2017. Del entendimiento mutuo nacerán nuevos coches.

La colaboración entre Fiat y PSA se centra en los utilitarios ligeros. Ambas compañías son grandes productoras de este tipo de coches, con lo que, compartiendo información y tecnología, pueden ahorrar muchos costes. Esta estrategia se inició en 1978 y, hasta ahora, ha dado buenos frutos.

Con la renovación de este pacto italo-francés, la cooperación se extenderá, al menos, hasta 2017 y supondrá una inversión de 1.700 millones de euros, unos 282.856 millones de pesetas.

De este dinero y el esfuerzo conjunto surgirán nuevos modelos que estarán en el mercado a partir de 2005. Aunque no se han adelantado datos sobre qué coches nacerán, sí se ha adelantado que se fabricarán en la ciudad francesa de Valenciennes, donde PSA tiene una factoría, y en la italiana de Val di Sangro, sede de una de las fábricas de Fiat. Desde 1978, estas dos plantas han producido 3,5 millones de coches concebidos conjuntamente.

Las dos multinacionales han subrayado que la renovación del acuerdo les permitirá seguir compartiendo los gastos de estudios e inversiones. Lograrán, además, importantes ahorros de escala.

Fiat inicia su reestructuración
Mañana miércoles 20 de febrero, Fiat dará los primeros pasos en la importante reestructuración que afronta la firma. Tras la llegada de un nuevo presidente ejecutivo, Giancarlo Boschetti, ahora se perfilan los nombres de los directivos más importantes de la división automovilística.

Así, Gianni Coda, según todos los observadores, pasará a ser el cabeza visible de Lancia, dejando su puesto como responsable de las actividades latinoamericanas de la compañía. Además, Silvano Cassano, hasta ahora director de telemática a bordo, es el mejor colocado para dirigir el área comercial.

En primer plano se sitúa también el traslado de la producción de la planta de Rivalta a la de Mirafiori, en Turín.

Fiat cerrará fábricas en el extranjero y despedirá a 6.000 empleados. Los tijeretazos también llegan a sus arcas, ya que venderá durante el próximo año activos por valor de 2.000 millones de euros y emitirá préstamos de 2.220 millones de dólares convertibles en cerca de 32 millones de acciones de General Motors, su socio estratégico.