Fiat reduce al mínimo su producción en Argentina

A Fiat no le queda más remedio que apretarse las tuercas para salir de las cuentas con pérdidas que cerró en 2001. En pleno lanzamiento de una ampliación de capital, la compañía de Turín anuncia poco a poco su plan de ajuste mundial. En Argentina dejarán las fábricas bajo mínimos.

Fiat reduce al mínimo su producción en Argentina
Fiat reduce al mínimo su producción en Argentina

Ante la mala situación que vive la compañía y la caótica situación que atraviesa el país sudamericano, Fiat ha decidido reducir su producción argentina en 2002 y 2003. Confían en que ese periodo sea suficiente para que la economía de aquel país levante la cabeza.

En 2001, Fiat fabricó 30.000 unidades en el mercado local. Este año, dejará el ensamblaje en unos 12.000 vehículos, un tres por ciento de lo que podría fabricar su planta de Córdoba, capaz de montar 400.000 unidades cada año.

Al mismo tiempo que paralizan las máquinas en Argentina, las aceleran en Brasil, que asumirá el frenazo de su vecino. El modelo Palio ya había sido trasladado a tierras brasileñas, pero ahora se le unirán más productos. Fiat se ha decidido a desplazar a Volkswagen como líder en este mercado. De momento, las ventas de la compañía en Brasil ya suponen el 18 por ciento de sus ingresos globales.

Lo que no puede hacer Fiat es cerrar del todo las fábricas argentinas, porque el tratado de Mercosur obliga a mantener una cuota mínima de exportaciones e importaciones entre ambos países. Es decir, si Fiat en Argentina no vende ningún coche a Brasil, entonces no podrá distribuir vehículos en este país.

Así, la única manera de paliar las pérdidas en Argentina (sólo 3.000 matriculaciones en 2001) es diversificar sus negocios por el resto del subcontinente. Colombia, Perú y Ecuador son los puntos más apropiados para introducirse y Fiat ya ha puesto sus ojos en ellos.

Para aumentar la oferta en estas naciones, la fábrica que Fiat tiene en Minas Gerais, Brasil, incrementará su ritmo de trabajo de los 25.000 coches que ensambla ahora a 50.000 en 2003.

Buen momento latinoamericano
Pese al terrible aspecto que presenta la situación en Argentina, otros países latinoamericanos viven buenos momentos. Es el caso de Venezuela, donde en 2001 se vendieron 216.977, una cifra nunca alcanzada y un 49,3 por ciento más que en 2000.

El país caribeño da muestras de recuperación económica y, por ejemplo, las matriculaciones para uso privado se incrementaron en un 90 por ciento. Además, el Gobierno de Caracas negocia acuerdos con los países vecinos para facilitar el intercambio de automóviles

Otro país que ha vivido un gran año ha sido México. Allí, favorecida por una bajada en los tipos de interés, la industria del motor ha batido todas sus marcas de ventas. En total, se vendieron 918.835 vehículos, un 7,6 por ciento más que en 2000.

Los mejores vídeos