Fiat pierde 563 millones de euros por la crisis de su división automovilística

Fiat Auto continúa lastrando las cuentas del consorcio italiano, debido a sus fuertes pérdidas. Sin embargo, y a pesar de la división automovilística, la deuda del grupo Fiat ha ascendido sólo 34 millones de euros (5.657 millones de pesetas) en el segundo trimestre de año, lo que refleja un atisbo de recuperación.

El grupo Fiat ha cerrado el primer semestre de 2002 con unas pérdidas netas de 563 millones de euros (más de 93.000 millones de pesetas), frente a los 383 millones de euros de beneficio (64.000 millones de pesetas) que obtuvo en el mismo período del pasado año.

Fiat Auto, la división de automóviles que encabeza Giancarlo Boschetti, sigue provocando un lastre en el consorcio italiano, debido a la grave crisis que padece. De enero a junio, ha acumulado unas deudas operativas de 426 millones de euros (70.000 millones de pesetas) y un descenso del 5,8 por ciento en el nivel de ventas. Además, su cuota de penetración en el mercado occidental ha caído un 21 por ciento: en la misma Italia, se ha visto superada por PSA (Peugeot-Citroën) y Renault.

Sin embargo, las cifras del segundo trimestre de año han aportado una pequeña dosis de esperanza. Entre abril y junio las pérdidas del holding italiano han ascendido "sólo" 34 millones de euros (casi 6.000 millones de pesetas), lo que constata que "ha comenzado a invertirse la fuerte tendencia negativa que arrastraba el grupo desde el último trimestre de 2002", según ha señalado la propia compañía.

Este dato tan positivo además está acompañado por los 397 millones de euros de beneficio operativo (66.000 millones de pesetas) que han conseguido el resto de divisiones del grupo italiano en el primer semestre del año. Por ejemplo, CNH Global –la filial de maquinaria agrícola y de construcción- ha obtenido unos beneficios de 161 millones de euros (27.000 millones de pesetas) y Fiat Avio - filial dedicada a la aviación -, 119 millones (20.000 millones de pesetas).

El consejo de administración de Fiat ha anunciado que prevé obtener en la segunda mitad de año "unas pérdidas operativas en línea con las registradas en el primer semestre". La firma quiere también superar las dificultades existentes en Fiat Auto para así reforzar la alianza con la compañía americana General Motors.

Reforzando el balance
El grupo automovilístico italiano, que preside Paolo Fresco, ha iniciado ya una serie de medidas destinadas a reforzar el balance de la empresa. Ya ha vendido el 34 por ciento de su filial Ferrari a Mediobanca, lo que provocará una disminución en el endeudamiento neto.

Además, Fiat ha obtenido un crédito de 3.000 millones de euros (499.158 millones de pesetas), convertible en acciones, e hizo público el pasado 25 de julio un acuerdo con los sindicatos, a través del cual despedirá a 2.887 empleados durante los años 2002 y 2003.