Fiat negocia con sus sindicatos los despidos de 3.000 empleados

Algunos de los sindicatos que representan a los trabajadores de Fiat han llegado a un acuerdo con la dirección para reducir la plantilla durante este año y el próximo.

Hace apenas dos semanas que Fiat anunció que negociaría los despidos de algunos de sus trabajadores más adelante. Pues bien, ya ha llegado el momento y ayer mismo, 25 de julio, la marca hizo pública la primera parte de un acuerdo que acabará con 2.887 empleos en diversas las plantas italianas de la compañía.

Las negociaciones han tenido lugar en el ministerio de Trabajo italiano y a ellas han asistido los principales sindicatos: FIM-CISL, UILM y FISMIC. Se ha echado en falta al CGIL (uno de los grupos principales), que ha abandonado las reuniones y ha declarado que tras las vacaciones estivales preparará una huelga general.

Mediante prejubilaciones o indemnizaciones pactadas con los sindicatos, Fiat prescindirá de 2.442 trabajadores este mismo año y 445 más durante 2003. La factoría más afectada será la de Turín, con 1.665 empleos menos; tras ella se encuentran la de Nápoles, con 240 despidos, y la de Palermo, con 238 puestos de trabajo menos.

En el territorio italiano, el constructor dispone, además, de plantas de producción en Módena, Maranello, Rivalta, Arese, Cassino, Melfi, Termini Imerese y Pomigliano d'Arco.

La marca de Turín registró, durante el primer trimestre de este año, unas pérdidas económicas de 429 millones de euros (71.380 millones de pesetas) y un descenso en la facturación de un 11 por ciento, respecto a los datos acumulados entre enero y marzo de 2001.