Fiat muestra el Elettra H2 Fuel Cell, su primer paso en células de combustible

La industria vive un momento de ebullición ecológica. Lo verde vende, y la marca que primero saque a la venta coches de serie totalmente limpios se hará de oro. En esta carrera, Fiat acaba de presentar su primera apuesta en el campo del hidrógeno ., un tanto arcaica en comparación con sus rivales, pero prometedora.

Fiat muestra el Elettra H2 Fuel Cell, su primer paso en células de combustible
Fiat muestra el Elettra H2 Fuel Cell, su primer paso en células de combustible

El Elettra H2 Fuel ha sido desarrollado conjuntamente por Fiat y el Ministerio del Medio Ambiente italiano. Se ha construido en el Centro Ricerche Fiat sobre la base de un Seicento Elettra, el urbano eléctrico de Fiat.

Al principio que supuso aquel Seicento, la marca añade un importante esfuerzo tecnológico. Se conserva el motor eléctrico asíncrono trifásico de corriente alterna y el bloque de baterías, que ha visto reducido su tamaño, pues también su importancia disminuye.
Lo menos llamativo del sistema es el almacenamiento del hidrógeno, comprimido con una presión de 1,3 bares en unos depósitos bastante toscos que cargan 54 litros de combustible y ocupan todo el hueco de los asientos traseros.

El resto del sistema es muy similar a lo que utilizan otros modelos de hidrógeno. Una célula de combustible denominada Stack que mezcla el hidrógeno con aire que toma directamente de la atmósfera. Al unirse el hidrógeno con el oxígeno del aire, se produce una corriente eléctrica que alimenta el motor. El residuo es, simple y llanamente, agua que se emplea en la refrigeración del coche.
La energía producida en esta reacción ve aumentada su tensión de los 48 a los 216 voltios gracias a un convertidor.

Con estas armas, el Elettra H2 Fuel Cell mantiene una velocidad constante de 60 km/h. Contando con la ayuda extra de las baterías, que se recargan en 10 minutos, la velocidad máxima llega a 100 km/H. La aceleración de 0 a 50 km/h se realiza en ocho segundos. La autonomía máxima del coche es de 140 km.
Fiat está muy satisfecha con la eficacia global de este producto, pues el aprovechamiento de la energía llega al 35 por ciento, por encima del 24 por ciento que se logra con un motor tradicional térmico.

En la marca consideran que este tipo de vehículos está especialmente indicado para zonas urbanas, donde la reducción de las emisiones es fundamental. También para flotas de transportes que trabajen sobre recorridos cortos o en áreas metropolitanas.

El Elettra H2 Fuel Cell se une a proyectos de Fiat como el Multipla Hybrid Power, que lleva un potente motor eléctrico y otro térmico cuya única misión es recargar el principal. Sus emisiones son casi nulas.

Si te interesa el tema, no te pierdas este

Untitled Document

reportaje .
Los mejores vídeos