Fernando Alonso tendrá "muleto" en Malasia

Después de su buen comienzo de temporada, Fernando Alonso contará con más armas para el Gran Premio de Malasia que se disputa este fin de semana. Minardi, trabajando a destajo, ha logrado construir un "muleto", un coche de reserva para el equipo.

Fernando Alonso tendrá "muleto" en Malasia
Fernando Alonso tendrá "muleto" en Malasia

En Australia, Tarso Marques, el otro piloto de la escudería italiana, se salió durante un entrenamiento y tuvo que acabarlo con el coche de Fernando Alonso, con el peligro que esto supone. Si Marques llega a inutilizar ese monoplaza, Alonso no hubiera podido correr.

Para evitar estos problemas, Minardi ha logrado construir en un tiempo récord un "muleto", un coche idéntico a los que se emplean en la competición y destinado a la reserva.
"Era indispensable", dice Alonso, "en Australia no podíamos permitirnos el más mínimo error en los entrenamientos porque nos hubiera costado la clasificación. Aquí podremos estar tranquilos".
Con la incorporación de esta valiosa herramienta, el joven piloto asturiano podrá arriesgar mucho más, con lo que sus sorprendentes tiempos quizá mejoren.

A fin de apuntalar su trabajo deportivo, Minardi negocia a toda velocidad la entrada de algún patrocinador. De momento, no tienen ningún acuerdo concreto, pero confían en alcanzarlos para los próximos grandes premios.

Por otra parte, la Federación Internacional de a Automovilismo, FIA, ha anunciado que estudiará con detalle la velocidad que alcancen los coches en Malasia y Brasil. Quiere saber si las medidas tomadas en estos trazados para reducirla han sido suficientes o si hace falta endurecerlas.
Después del terrible accidente de Australia en el que se vieron involucrados Ralf Schumacher y Jacques Villeneuve, y que costó la vida a un comisario, la FIA está muy preocupada con la seguridad de los trazados.
Sus técnicos se han dado cuenta de que este año, quizá por la mejoría experimentada por los neumáticos, los monoplazas corren más que la temporada pasada. Esto echa por tierra los esfuerzos que habían hecho para reducir la velocidad punta de estas máquinas. Los cambios en la aerodinámica se han visto contrarrestados por el avance en las ruedas, con lo que no han servido de nada.

La FIA piensa pedir a los ingenieros nuevos recortes en los potenciales de los coches. Si no se cumplen, se impondrá una legislación que ralentice las máquinas.

Los mejores vídeos