Fernando Alonso, noveno en la primera prueba de la Fórmula 3000

La carrera inaugural de la Fórmula 3000 se disputó ayer en el circuito de Ímola, en San Marino. El ganador fue Minassian, del equipo Playlife Super Nova.

Segundo fue Bruno Junqueira, del Petrobras, y tercero acabó Webber, del European Arrows. Fernando Alonso, "niño prodigio" del automovilismo español, hizo un buen debú y acabó noveno, siendo además el único integrante de su equipo que llegó a la meta. Alonso, enclavado en la escudería Astromega, viene de ganar el Euro Open de Nissan el año pasado. Alonso, que partió desde el undécimo lugar de la parrilla de salida, se mostró muy satisfecho con su labor en la carrera. "Mi objetivo principal era acabar para ir cogiendo experiencia", asegura Alonso.
El joven asturiano se vio envuelto en un accidente en la curva de Tamburello, pero logró salir indemne. Después pasó por un trompo y varios incidentes más, lo que le perjudicó mucho de cara a la clasificación final. Ahora, Alonso espera la llegada de la prueba inglesa de Silverstone, dentro de dos semanas, donde tratará de ampliar su experiencia pese a que el piloto asegura que los resultados son una incógnita.