Farruquito se defiende en el juicio

Ayer tuvo lugar la primera sesión del juicio al bailaor Juan Manuel Fernández Montoya, Farruquito, acusado de homicidio involuntario por atropellar mortalmente con su coche a Benjamín Olalla, no detenerse a socorrerlo y por el intento frustrado de encubrir los hechos.

Farruquito dejó claro desde un principio que no sabía “si era culpable o inocente" y relató los hechos desde su punto de vista. Dos de las principales acusaciones que se le hacen al bailaor, que careciera de carné de conducir y que el vehículo que conducía, un BMW de alta cilindrada, no estaba asegurado, fueron contestadas por el interesado. Farruquito señaló que cuando se produjo el atropello sabía conducir “perfectamente" a pesar de no poseer la perceptiva licencia y que él desconocía que el coche no tenía seguro, pues se lo compró poco antes a un amigo. Según su relato, el día de los hechos se dirigía a recargar el móvil junto a su “compadre" Jorge el Canastera, cuando tras saltarse un semáforo en rojo atropelló a Olalla, que, según Farruquito, cruzaba la calle “10 metros por delante" del paso de cebra. La colisión, de acuerdo con lo relatado por el bailaor, no se pudo producir a excesiva velocidad, pues la marcha que tenía metida sería "primera o segunda". “Di un volantazo, con la mala suerte de que coincidimos en ir hacia el mismo lado", explicó el artista. Seguidamente, detuvo el coche y observó a “cuatro o cinco" personas junto al atropellado, que había sido disparado a unos 13 metros. “Creí incluso que se levantaba, aunque seguramente fue mi imaginación". Al ver que ese grupo de personas le insultaba y lanzaba insultos, salió huyendo. Ya de regreso a casa, se encontraron con su hermano menor y su primo. Ambos propusieron autoinculparse, algo que el artista les advirtió “que no se les ocurriera", aunque finalmente así sucedió. El fiscal pide tres años y tres meses de cárcel, la retirada del carné de conducir (que se sacó tras el atropello) durante cuatro años, multas de 26.400 y 6.000 euros y una indemnización de 115.855 euros para la familia.

Hoy, por su parte, seis policías han desmentido aspectos sustanciales de la declaración del artista, al asegurar que éste inculpó a su hermano menor de edad y que la calle donde se produjo el atropello estaba perfectamente iluminada.

Al mismo tiempo, dos testigos presenciales del atropello han declarado que el coche que conducía Farruquito iba a más de 100 km/h.¿Hay manga ancha con los famosos o son los chivos expiatorios? ¿Existen muchos vacíos legales en estos temas? ¿Las víctimas de accidentes de tráfico están indefensas? ¿Has sentido alguna vez que algunos tienen auténtica impunidad al volante?

Participa en nuestros foros.

Los expertos aseguran que, cuando el culpable no es un famoso, puede librarse incluso de pisar los tribunales. Hemos investigado todos los recovecos legales de este caso.

No te pierdas nuestro reportaje.