Familia del fallecido espera el informe definitivo de la Guardia Civil para actuar contra Ortega Cano

La familia del vecino de Castilblanco de los Arroyos (Sevilla) fallecido tras impactar su vehículo contra el del ganadero y ex matador de toros José Ortega Cano está a la espera del informe definitivo de la Guardia Civil sobre el accidente para concretar la demanda judicial que dirigirán contra el diestro cartagenense, en estado grave en el Hospital Virgen Macarena de la capital hispalense.

El abogado de la familia de Carlos Parra, de 45 años, Gonzalo Ruiz, ha explicado a Europa Press que hasta el momento no han tenido acceso a la documentación que consta en el juzgado sobre el accidente ni a las pruebas periciales realizadas tras el mismo, por lo que considera que no se conocen realmente los hechos.

Por tanto, ha precisado que esperarán hasta que exista un informe definitivo por parte de la Benemérita, lo que podría demorarse aún entre 15 y 20 días. 'No tomaremos ninguna decisión hasta que no veamos el informe', ha asegurado el letrado de la familia de Parra, que añade que será éste el que determine si existe o no culpa negligente por parte de Ortega Cano.

'Hasta que no haya una prueba contundente todo lo que se diga es hablar por hablar', aclara el abogado, que confirma, no obstante, que de uno u otro modo en función de lo que se determine que ocurrió reclamarán judicialmente al ex torero los daños ocasionados a la familia del fallecido.

Ortega Cano continúa ingresado con pronóstico grave y conectado a ventilación mecánica en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) del hospital universitario Virgen Macarena de Sevilla, centro donde fue ingresado en la noche de este sábado después de sufrir un accidente de tráfico en el que su vehículo colisionó con otro, cuyo conductor falleció.

Así, según el nuevo parte médico emitido por el centro hospitalario en la mañana de este jueves, el diestro 'prosigue su estado sedoanalgesiado' y con 'estabilidad hemodinámica', sin que se den otros signos de disfunción orgánica ni nuevas complicaciones.

El accidente de tráfico tenía lugar alrededor de las 22,40 horas de este sábado, cuando el vehículo de Ortega Cano colisionó frontalmente con otro en el kilómetro 28 de la carretera A-8002 que une la capital hispalense con Castilblanco de los Arroyos, en concreto, a la altura de la urbanización La Colina. A consecuencia del impacto, falleció el conductor del otro vehículo, de 45 años de edad.

Como consecuencia de la colisión frontal entre los vehículos de ambos, se produjo un segundo impacto de otro automóvil con el vehículo que era propiedad de la persona que ha muerto, si bien, este conductor resultó ileso. El Grupo de Atestados de Tráfico de la Guardia Civil ha abierto una investigación al objeto de esclarecer las circunstancias del suceso, aunque por el momento las primeras hipótesis apuntan a que el ex matador de toros invadió el carril contrario provocando la colisión mortal.

En este sentido, fuentes de la investigación han informado a Europa Press de que José Ortega Cano conducía a una velocidad 'inadecuada', si bien no muy superior a la permitida en ese tramo de carretera, y en un momento dado invadió el carril contrario colisionando con el otro vehículo. Las fuentes han aclarado que, debido a la gravedad de las heridas que presentaba, no pudo ser sometido a la prueba de alcoholemia, aunque, según el testimonio de los médicos que lo atendieron, el torero no presentaba síntomas de haber ingerido alcohol.

También ha trascendido que un vecino de la localidad de Burguillos llamó al servicio de Emergencias 112 en la noche del sábado alertando de que un coche del mismo modelo y color y de características 'muy similares' al vehículo con el que, con posterioridad a esta llamada, Ortega Cano colisionó, circulaba de manera temeraria por las calles de este municipio, según han informado a Europa Press fuentes de la investigación.