Falsos policías atacan a conductores extranjeros

La Guardia Civil de Alicante busca a tres hombres que el pasado viernes hirieron al conductor de un coche haciéndose pasar por policías. En Salamanca, un ciudadano ruso ha sido detenido por circular a 200 kilómetros por hora.

Los autores de los disparos que hirieron al conductor de un coche, de nacionalidad argelina, en una carretera de Albatera (Alicante) habían detenido el vehículo haciéndose pasar por policías con la supuesta intención de sustraer el vehículo. En declaraciones a los periodistas, la subdelegada del Gobierno en Alicante, Encarna Llinares, se ha refirió al tiroteo ocurrido el pasado viernes en la CV-909 a la altura del polígono industrial de La Granadina, en el que resultó herido de bala en un pie un hombre argelino de 34 años, que ingresó con pronóstico leve en el hospital comarcal de la Vega Baja, en Orihuela. Aunque en un primer momento se estudió la posibilidad de que el suceso fuera consecuencia de un pequeño accidente de circulación, Llinares explicó que, al parecer, se trató de un intento de robo del coche en el que viajaban el herido y otro compatriota, quien resultó ileso. Según las investigaciones, los tres desconocidos, cuya nacionalidad no está confirmada, viajaban en otro turismo y se hicieron pasar por policías para detener en el arcén el coche de los argelinos, que iban en un Volkswagen Golf. Con el objetivo de apoderarse del coche, trataron de intimidarles efectuando varios disparos al aire, aunque una de las balas impactó en el pie del conductor del turismo. Posteriormente, los tres agresores emprendieron la huida sin botín alguno y en estos momentos siguen siendo buscados por la Guardia Civil.

La Guardia Civil ha detenido en Salamanca a un hombre de nacionalidad rusa que circulaba a 200 kilómetros por hora en un tramo en el que la velocidad está limitada a 100.

La detención se produjo el pasado sábado, sobre las 16.48 horas, en el kilómetro 60 de la carretera nacional 5001, en el término municipal de la Nava de Sotróbal (Salamanca), según informó la Guardia Civil.

El detenido es un hombre de 41 años, que responde a las iniciales N.N. y en el momento de la detención conducía un vehículo de la marca Volkswagen.

Tras pasar la noche en los calabozos de la Guardia Civil, fue puesto a disposición judicial en la mañana del domingo.