Faconauto celebra su 25 aniversario en lucha por una Ley de Distribución

La Federación de Asociaciones de Concesionarios de la Automoción (Faconauto) ha celebrado hoy el 25 aniversario de su creación envuelta en la lucha por conseguir una Ley de Distribución Comercial que equilibre las relaciones contractuales entre concesiones y marcas.

En el acto, que contó con la participación de parlamentarios y representantes de las asociaciones de fabricantes (Anfac), de importadores (Aniacam) y de los vendedores (Ganvam), hubo constantes alusiones al conflicto que se mantiene en este momento con las marcas.

Pero también a los 'guantazos en todas las direcciones' que ha vivido la organización desde que en 1978 las asociaciones de concesionarios de Citroen-Peugeot, Ebro Massey-Ferguson, Ford, Pegaso-Sava, Renault y Seat, decidieron crear la Federación de Distribuidores, que años después, en 1986, se convirtió en Faconauto, hoy formada por 24 organizaciones de concesionarios.

La Federación, según su presidente, Antonio Romero-Haupold, ha sido útil en estos 25 años y ha dado dignidad a un sector que hoy representa el 3 % del PIB, con una facturación de 80.000 millones de euros, que da empleo directo a 150.000 personas e indirecto a medio millón.

Los concesionarios, en alusión a su papel local, es el principal cliente de los bancos, el principal anunciante en la prensa y el 'cochinito' de Hacienda, en alusión a su papel como gestores y racaudadores de impuestos.

Los único que tenemos son relaciones, dijo el presidente de Faconuato, porque todo el mundo tiene relación con un concesionario. 'Nosotros somos el Facebook de la realidad', añadió Romero-Haupold en su intervención.

El concesionario, añadió, es el punto medio entre los fabricantes y los consumidores 'y nos enteramos antes que nadie de lo que acontece. Porque si ocurre algo malo en la economía nosotros somos los primeros en sufrirlo'.

Tras decir que desde que empezó la crisis el sector de la distribución de automóviles ha perdido 50.000 empleos, Romero Haupold se refirió a la situación actual de los concesionarios, que no es sostenible, con una rentabilidad media muy baja (los últimos datos la sitúan por debajo del 1 % sobre la facturación).

El objetivo de Faconauto, concluyó su presidente, es dar rentabilidad al sector, para el que Faconauto pide un nuevo Plan 2000E que reactive las ventas.