Fabricantes de motos critican los altos costes del nuevo carné de conducir

Los fabricantes e importadores de motocicletas instalados en España, a través de la asociación empresarial ANESDOR, han criticado, por su alto coste, la decisión del Gobierno de imponer una formación extra a los conductores de estos vehículos para acceder a un nuevo permiso de conducir.

ANESDOR añade a su discrepancia la alta exigencia que tendrá el acceso a este nuevo permiso de conducción para motocicletas de alta cilindrada

Dicha asociación puntualiza que los costes de esta formación añadida podrían sobrepasar los 1.000 euros, una cantidad que está 'muy por encima' del resto de países de la UE.

Con semejante medida, aprobada recientemente en Consejo de Ministros, ANESDOR anticipa que se estrangulará la venta de motos de alta potencia, y se generará un grave daño a la industria y a los motoristas españoles

Estos son algunos de los argumentos de las empresas motociclistas radicadas en España ante la decisión de la Dirección General de Tráfico (DGT) de implantar 17 horas de formación y 500 kilómetros de circulación en vías abiertas para que los motoristas en posesión del A2, que ya acumulan dos años de experiencia, accedan el permiso tipo A

En sus quejas, destaca que 'la Administración española dificulta el acceso a las motos de media y alta cilindrada, mientras Italia, Reino Unido, Alemania, Francia y hasta Japón contemplan esquemas de acceso mucho más sencillos'.

El secretario general de ANESDOR, José María Riaño, recuerda que 'la Administración comete una ilegalidad al haber adelantado cuatro años la entrada en vigor de la Directiva comunitaria'.

Por ello, solicita una demora en la aplicación de esta medida hasta enero de 2013, como indica la Comisión Europea y que, posteriormente, se regule un esquema de acceso a motos de alta cilindrada mucho menos exigente para el usuario.