Extrema las precauciones con los talleres

Se acerca el verano, sinónimo de grandes desplazamientos en coche por carretera. Ante esto, la Confederación de Consumidores y Usuarios (CECU) ha preparado una serie de consejos para saber elegir un taller donde realizar la necesaria revisión de nuestro automóvil.

La "patrulla verde" sorprende a los talleres madrileños
La "patrulla verde" sorprende a los talleres madrileños

La CECU ha comenzado a recibir quejas ante la actuación de determinados talleres de automóviles, por lo que esta organización de consumidores ha querido recordar a los usuarios una serie de recomendaciones a seguir. La primera de ellas parece hasta cierto punto lógica, aunque es muy normal que los españoles dejemos las cosas para última hora. La CECU recomienda que tratemos de evitar las fechas más cercanas al verano e intentemos realizar la visita al taller cuanto antes, mejor.A la hora de elegir centro reparador, se pide que comprobemos que estamos ante un establecimiento autorizado. Son preferibles aquellos que estén adheridos al Sistema Arbitral de Consumo o a asociaciones empresariales, por las garantías adicionales que ofrecen. Además, el taller que elijamos debe mostrar a todo el público una serie de informaciones acerca de los servicios que se prestan y los precios establecidos. No hay que olvidar guardar, si la existiera, la publicidad alusiva a los productos que se ofertan, ya que, en estos casos, tienen carácter contractual. Una vez seleccionado el establecimiento, debemos asegurarnos de que se nos confeccione un presupuesto de la reparación que necesita el vehículo, cuya validez es de doce días hábiles. Sólo nos cobrarán por hacernos esteEste presupuesto si nos lo advierten de forma expresa. Cuando ya hemos entregado el vehículo para su arreglo, debemos exigir un documento de depósito que responsabiliza al taller en caso de que le ocurra algo al coche. En este mismo sentido, hay que asegurarse que el aspecto exterior de nuestro automóvil no cuente con más desperfectos de los que tenía. Este examen hay que realizarlo en el mismo taller; una vez fuera, cualquier reclamación será más difícil. Si el centro reparador ha de realizar la sustitución de alguna pieza, nos tienen que poner elementos nuevos, no de segunda mano. Además, podemos exigir que se nos entregue el elemento sustituido. Tras el servicio, tenemos que guardar todo los tickets y facturas, pues son imprescindibles para cualquier reclamación posteriorSi sufrimos algún problema, hay que reclamar una solución y, si no se produce, recurrir a las hojas de reclamación.La CECU ha hecho especial énfasis en que este verano ya está en vigor la nueva Ley de Garantías, gracias a la que las piezas nuevas utilizadas tienen una garantía de dos años.