Exjugador español del Zenit ve al equipo ruso favorito ante el Málaga

El exjugador del Zenit, Nemesio Pozuelo, afirmó que 'el conjunto de San Petersburgo es favorito en el encuentro ante el Málaga por la experiencia en competición europea y por los nuevos fichajes realizados en las últimas horas'.

Pozuelo, de padres españoles, se crió en la Unión Soviética cuando su familia salió de España huyendo de la guerra civil. Ganó una liga con el Torpedo de Moscú y disputó una temporada en el Zenit donde fue uno de los máximos goleadores.

'Las opciones del Málaga en La Rosaleda pasan por parar al exsevillista Kerzhakov, fijar bien a Denisov en el centro el campo y a partir de ahí aprovechar la debilidad defensiva del equipo ruso', admitió Pozuelo en una entrevista concedida a EFE.

Además, añadió que las opciones del equipo de Pellegrini, de quien se confiesa admirador, pasan por los partidos en casa, ya que ve casi imposible que los malacitanos puedan sumar algún punto en San Siro o en el helado Estadio Petrovsky de San Petersburgo, ya que jugar allí en el mes de Noviembre, es algo 'inhumano'.

El exfutbolista confesó que la afición del Zenit es 'de las más calientes' del fútbol europeo y se desplazarán en gran número hasta 'La Rosaleda', para apoyar a los suyos.

Sobre el asunto extradeportivo que ha tenido en vilo a los seguidores del conjunto blanquiazul, este verano, Pozuelo dijo que 'el Málaga se va a arrepentir de haber vendido a Cazorla porque es uno de los mejores jugadores del mundo y no se le puede comparar con Saviola'.

El exjugador de setenta y dos años de edad declaró que 'los multimillonarios que compran clubes con fines económicos y personales, destruyen el fútbol, ya que sólo velan por sus intereses y descuidan el terreno deportivo, y eso es lo que ha ocurrido en Málaga'. 'Sólo Fernando Hierro supo ver las cosas como son y tomó la decisión adecuada', puntualizó.

Pozuelo, afincado en la actualidad en la localidad madrileña de Velilla de San Antonio, dónde sigue ligado al fútbol entrenando a las categorías inferiores del club, no dudó en calificar de 'aburrido' el fútbol ruso en la actualidad y tachó de 'vergonzosa' la política de fichajes que se lleva acabo en el país, al dar preferencia a la contratación de jugadores extranjeros, especialmente brasileños, en vez de promocionar a los jóvenes rusos.

'Los futbolistas extranjeros cobran más en Rusia que en cualquier otro país y a pesar de lo que se dice, salen de fiesta igual o más que en España, a pesar de las bajas temperaturas', añadió.

'Los presidentes Putin y Medvédev son de San Petersburgo y quieren que el equipo de la ciudad aspire a lo máximo, por ello utilizan los beneficios de la compañía estatal de gas para financiar al equipo pero lo que no saben es que nunca ganarán la Liga de Campeones ya que los extranjeros que acuden a jugar allí, no se adaptan al equipo por el idioma y sobre todo por el racismo que sigue latente en toda Rusia, por lo que sólo se relacionan entre ellos y eso es algo que se nota en el terreno de juego', confesó el exjugador del Zenit.

Pozuelo se consideró 'admirador' del fútbol del Barcelona, aunque se confiesa seguidor del Real Madrid y le 'encanta' su estilo de juego lleno de intensidad y emoción.

También aseguró que la llegada de Capello a la selección rusa 'no va a cambiar absolutamente nada' y 'prefiere' que el equipo entrenado por Spalletti se lleve los tres puntos de La Rosaleda aunque 'desea' que los dos conjuntos sellen su pase a los octavos de final de la competición.

Nemesio Pozuelo fue obligado a retirarse del fútbol a los veinticinco años, tras verse involucrado en un accidente de automóvil donde falleció un alto cargo de la ingeniería aeronáutica rusa, desperdiciando una oferta del Atlético de Madrid, club donde no pudo jugar al impedirle abandonar la Unión Soviética.