Etilómetros en los bares para evitar conducir ebrio

El binomio alcohol y conducción es una combinación peligrosa a la que la Federación Catalana de Asociaciones de Locales de Ocio (FECALON) quiere poner fin.

Conducir bebido es delito, a pesar de las sentencias
Conducir bebido es delito, a pesar de las sentencias

La gente va a los bares, se divierte y bebe alcohol. Es normal en nuestra sociedad, tan normal como, desgraciadamente, ponerse al volante con unas copas de más. Para intentar erradicar esta conducta, surgen decenas de iniciativas con el objetivo de evitar más muertes en la carretera a causa del alcohol. Una de las últimas se ha presentado en Cataluña, donde la Federación Catalana de Asociaciones de Locales de Ocio (FECALON) ha decidido repartir 20.000 etilómetros en un millar de locales de ocio por toda la comunidad.Se hará a partir de mayo y se acompañará de campañas informativas (pósteres, trípticos) para alertar a los clientes de los riesgos del binomio alcohol-coche. Cada uno de los 20.000 etilómetros tendrá un coste para la Federación de 5,8 euros. Esta cantidad se financiará con la ayuda de firmas privadas, principalmente, marcas de bebidas alcohólicas. Los locales catalanes que contarán con etilómetros serán elegidos por su nivel de afluencia y por su popularidad, para lograr la máxima difusión del plan.Esto no quedará aquí, pues se prevén más iniciativas de esta índole en colaboración con la Fundación Alcohol y Sociedad, que ha desarrollado campañas tan importantes como la de “Un conductor cada noche". Esta acción promueve que siempre haya alguien en cada grupo de amigos que no beba y pueda encargarse de llevar el vehículo.