Esquiva al 'gorrilla'

¿Cómo evitar al ‘gorrilla’? Te mostramos cinco técnicas que te ayudan a escapar de las garras de estos fraudulentos ‘aparcacoches’.

Definición del ‘gorrilla’: dícese del hombre que tiene como ‘honrado trabajo’ indicarte el aparcamiento como si de un guardajurado de un parking se tratase, con la diferencia de que estás en la calle, el sitio lo puedes encontrar tu solito y sin la ayuda de este singular trabajador y, sobre todo, el sujeto en cuestión espera que pagues por ello.Para la mayoría de los conductores, los ‘gorrillas’ son unos ‘jetas’ que casi obligan al pobre automovilista a pagar un ‘diezmo’ injusto. Tanto es así que, según publica la edición digital del diario La Verdad, en Murcia la policía municipal se está dedicando a dar caza a estos sujetos. No es para menos.Al hilo de esta noticia, en Meneamé, un simpático bloguero ha publicado cinco técnicas ideales para dar esquinazo al ‘gorrilla’. Si en tu localidad son una plaga y la policía local no está actuando en su contra, estos trucos pueden serte verdaderamente útiles.1. Técnica de la llamada: fácil y sencillo. Si, mientras aparcas, ves al ‘gorrilla’ al acecho, coge el móvil y simula que hablas con quien sea. Según este internauta está comprobado: tírate de tres a cinco minutos hablando sin parar, y sin mirarle (muy importante este último punto), y el gorrilla se va en busca de otra víctima.2. Técnica del beso: sólo se puede realizar si vas con tu pareja, pero es la más efectiva de todas, además de la más placentera. Su funcionamiento es simple, si habéis fichado al ‘gorrilla’ en cuestión, una vez detenido el coche os ponéis a daros el beso en plan película lo más largo que podáis. Si va acompañado de tocamientos, mejor que mejor.3. Técnica de la bronca: si en vez de tu novia o novio, quien va de copiloto es un amigo, también hay una forma de evitar a estos incómodos ‘aparcacoches’. Esta técnica consiste en simular que estás manteniendo una bronca de órdago y, si estáis inspirados, lo ideal es que la alarguéis una vez habéis salido del coche (con portazos y aspavientos incluidos). Si el ‘gorrilla’ tiene el ‘coraje’ de dirigirse a vosotros, con mirarle con cara de ‘cabreo’ y no contestarle, lo tenéis hecho.4. Técnica de la barrera idiomática: como dice el dicho, ‘hacerse el sueco’ es una de las salidas más habitúales del que quiere ignorar algo o a alguien. Si, tras aparcar, el ‘gorrilla’ se acerca con su habitual ‘Buenas noches, caballero’ con el mejor acento posible le contestas: ‘Sorry sir, I don’t understand, I don’t speak spanish’. Como dice el internauta que ha ideado estos ‘truquillos’ es igualmente válido cualquier idioma (alemán, francés, holandes, chino, japonés…) o incluso uno inventado: ‘Ijams aguanchflei, ti ta nocsche cojoustacambo’.5. Técnica del entrenamiento: esta última técnica es la ideal para aquel conductor que esté realmente harto de los gorrillas. Para el que no sepa nada sobre su ‘modus operandi’, éstos tienden a recorrerse las calles en busca de presas y, en ocasiones, se dan tremendas carreras para dar caza a quien está aparcando. Si ves a un ‘gorrilla’ en esta tesitura, simula que vas a escoger un sitio, tómate tu tiempo y, cuando le veas llegar tras el ‘sprint’, sal y busca otro hueco. Al parecer, si varios conductores de la calle se dedican a hacer esto, el ‘gorrilla’ se enfada y cambia de calle. Es por tanto, la manera más eficaz y duradera de boicotear su acción.