En más de la mitad de los accidentes en EE.UU. están implicados todo terrenos

El centro de gravedad, a mayor altura que la del resto de vehículos, posibilita, en determinadas situaciones, la facilidad de vuelco de los todo terreno.

Los fabricantes automovilísticos en Estados Unidos están alerta tras los últimos incidentes acaecidos en el sector automovilístico, sobre todo con todo terrenos. Primero, los problemas con los vuelcos de los 4x4 y, después, las dificultades de ciertos neumáticos, que también han provocado siniestros y que son montados en este tipo de vehículo. Según las autoridades de tráfico estadounidenses, los todo terrenos, al tener el centro de gravedad a mayor altura, tienen más posibilidades de volcar en ciertas situaciones como rectas con un pequeño giro tomado a velocidad inadecuada; curvas pronunciadas, también entrando muy deprisa; y frenadas en seco, que pueden provocar también vueltas de campana. En Estados Unidos, se ha demostrado que en un 62 por ciento de los accidentes mortales en este país están implicados vehículos todo terreno, algo que la Administración Nacional de la Seguridad en el Transporte en Carreteras (NHTSA) considera alarmante.
En España, el director general de Tráfico, Carlos Muñoz Repiso, ha admitido, según la edición del pasado domingo de El Periódico de Cataluña, que los todo terrenos tienen peligro, ya que ¿pueden provocar grandes daños a los demás y a los de dentro¿. Esto se explica, según el catedrático de Seguridad Vial, Luis Montoro, porque tiene aristas puntiagudas y defensas delanteras que pueden resultar dolosas en caso de choque contra el cuerpo de un peatón; en accidentes con otros vehículos, también sufren menos deformaciones en la chapa que otros automóviles, con lo que pueden registrar daños tanto los ocupantes del todo terreno como los otros usuarios de la vía.
Las declaraciones de Muñoz Repiso no se consideran oficiales por parte de la Dirección General de Tráfico.