En Barcelona se conducirá a 30 kilómetros por hora

El Ayuntamiento de Barcelona estudia implantar un nuevo diseño de zonas urbanas en las que los coches no podrán superar una velocidad de 30 kilómetros por hora. Este modelo, presente ya en otras ciudades europeas, comenzará su fase de pruebas el año que viene.

Barcelona sube la grúa un 25 por ciento
Barcelona sube la grúa un 25 por ciento

El sector 22@ del Poble Nou, en Barcelona, parece el más adecuado para comenzar las pruebas del proyecto “zonas 30". Este modelo, que ya funciona en otras ciudades europeas, suele implantarse en vías secundarias, residenciales o comerciales, en las que el tráfico funciona con normalidad. Su misión es reducir la gravedad de los accidentes de circulación. El concejal de Seguridad y Movilidad del Ayuntamiento de la Ciudad Condal, Jordi Hereu, ha explicado los detalles del plan en el IX Fórum Barcelona de Seguridad Viaria, organizado por el Consistorio y por el Real Automóvil Club de Cataluña (RACC). Según Hereu, las calles del 22@ son idóneas para acoger la prueba piloto, ya que reúnen las características apropiadas para el proyecto. “No basta con instalar la señalización apropiada", ha apuntado. “También es necesario transformar las vías con un nuevo diseño urbanístico, que estrecharía las calzadas, ampliaría los pasos de peatones y combinaría los carriles bici con piezas de vegetación", ha añadido. Además, ha recordado que “todas las vías secundarias y terciarias son susceptibles de convertirse en ‘zonas 30’ en el futuro". Entre ellas estarían algunas calles del Eixample o las áreas en las que abundan las escuelas.El concejal de Movilidad ha destacado la importancia de esta medida; además de pacificar el tráfico, contribuye a la seguridad vial. En este sentido, ha indicado que el riesgo de sufrir lesiones graves en caso de accidente es del 50 por ciento si se conduce a 50 km/h, mientras que se reduce hasta el 5 por ciento si el vehículo va a 30 km/h.El secretario ejecutivo de la Fundación RACC, Alfons Perona, también ha coincidido en la necesidad de diseñar estas zonas para que sean debidamente reconocidas por los automovilistas: “La entrada debe ser siempre visible. Además, tiene que tener elementos arquitectónicos que muestren la llegada a otra área". Perona también ha pedido a las autoridades que no caigan en un error. Así, ha asegurado que no tiene sentido instalar las “zonas 30" en sectores industriales o con demasiado tráfico, pues su objetivo es mejorar la calidad de vida de los barrios residenciales y con comercios.Las “zonas 30" están proliferando en países como Francia, Suiza, Reino Unido e Italia. En Zurich existen 120 áreas con estas características, en las que el riesgo de sufrir un accidente se reduce al 50 por ciento. La posibilidad de que se produzcan muertos o heridos graves desciende hasta el 90 por ciento.No hay que confundir las “zonas 30" con las calles peatonales. En estas últimas, los transeúntes tienen prioridad de paso y la velocidad máxima recomendada oscila entre los 10 y los 15 km/h.Un hombre ha resultado herido muy grave tras ser arrollado esta mañana por un tren en la estación de Los Propios, perteneciente al término municipal de Peal de Becerro (Jaén).

Al parecer, el conductor atravesó el paso con su todo terreno cuando el convoy estaba muy cerca. Médicos de atención primaria socorrieron al automovilista y, una vez estabilizado, fue trasladado al hospital San Juan de la Cruz (Úbeda), donde ingreso con pronóstico muy grave. Según los informes, sufre traumatismos craneal y torácico.

Por otra parte, uno de los alumnos del colegio Alfonso X El Sabio, que resultó herido el martes en un accidente de tráfico, continúa hospitalizado, aunque su pronóstico no es grave. En el siniestro, que ocurrió cuando el todo terreno en el que realizaban una excursión cayó a un barranco en Alcalá del Júcar (Albacete), murieron dos menores de 12 y 13 años.