El WagonR de Suzuki, el vehículo más vendido en mayo en Japón

El WagonR de Suzuki fue el automóvil más vendido en mayo en Japón, lo que supone la primera vez en dos años en que un minivehículo corona la lista de ventas en el país asiático, informó hoy la Asociación japonesa de Distribuidores de Automoviles (JADA).

El WagonR, con una cilindrada inferior a 660 centímetros cúbicos, vendió 11.186 unidades en mayo en Japón, lo que supone un 22,7 por ciento menos que el mismo mes del año anterior.

Analistas consultados por la agencia local Kyodo atribuyeron el liderazgo de este modelo a la situación geográfica de las fábricas de Suzuki y sus suministradores, concentradas en la prefectura de Shizuoka (centro de Japón), menos afectada que el resto de sus competidoras por el terremoto del 11 de marzo.

En segunda posición se situó otro minivehículo, el Move de Daihatsu Motor, que aumentó sus ventas un 6,6 por ciento hasta las 9.402 unidades y cuyo centro de producción, en el oeste de Japón, también resultó relativamente poco afectado por la catástrofe.

Le siguió el Fit de Honda con 9.354 unidades vendidas, lo que supone un aumento del 21,3 por ciento respecto a mayo de 2010.

Las ventas de vehículos nuevos en Japón cayeron en mayo un 37,8 por ciento hasta 142.154 unidades, en un descenso récord tras los parones en la producción provocados por el impacto del terremoto y el tsunami del 11 de marzo.

Las ventas descendieron en todas las provincias niponas excepto la de Miyagi, una de las más afectadas por la catástrofe, donde se incrementaron un 3,6 por ciento con respecto al año precedente.

Fuentes de JADA dijeron a la agencia local Kyodo que el aumento de las ventas en Miyagi responde al trato preferente que los propios fabricantes automovilísticos han dado a los clientes de las zonas afectadas para potenciar la reconstrucción.

En la prefectura de Ibaraki, también afectada por el tsunami, las ventas cayeron un 43,8 por ciento hasta las 3.645 unidades, mientras que otras zonas centrales como Saitama, Chiba, Kanagawa o Niigata registraron descensos de más del 30 por ciento.

En cuanto a los principales productores, las ventas de Toyota disminuyeron un 56,6 por ciento, las de Nissan, un 16,1 por ciento, y las de Honda, un 34,5 por ciento.

Un portavoz de JADA señaló que se prevé que las ventas 'vayan cogiendo impulso' en los próximos meses gracias a una paulatina recuperación de la producción.

El devastador seísmo y tsunami que asolaron el noreste de Japón en marzo afectaron gravemente al suministro de componentes necesario para la fabricación de vehículos, algo que aún se refleja en las cifras de producción y venta de los fabricantes nipones.