El último Mini salió ayer de la factoría de Longbridge

Ayer se produjo un emotivo adiós en la factoría de Longbridge. De la cadena de montaje salió la última unidad del viejo Mini, un coche modesto que ha entrado por méritos propios en la historia del automóvil.

En agosto de 1959 salió la primera unidad del Mini, un vehículo diseñado por el fabricante británico Austin. Este coche se creo sin muchas ambiciones, su objetivo fue el de ser un vehículo económico, para personas de pocos recursos y que destacaba por su bajo consumo de gasolina.
Sin embargo, tras 41 años de historia, 137 versiones y 5.387.862 unidades fabricadas, el Mini se ha reservado su hueco en la historia, y no sólo del automóvil. Entre sus propietarios se cuentan músicos tan populares como Paul McCartney, Ringo Starr o Mick Jagger y actores de renombre, como es el caso de Peter Sellers. Sin duda es el coche "pop" por excelencia, símbolo de la década de los sesenta que marcó a toda una generación.
La última unidad, matriculada con el número 1959-2000, a diferencia de sus predecesoras, no recorrerá muchos kilómetros, ya que tiene un sitio reservado en el Museo del Automóvil de Gaydon, en el condado de Warwickshire (Gran Bretaña).
El próximo Mini será fabricado por BMW y estará en la calle dentro de nueve meses. Tiene una imagen algo diferente, pero todavía está por ver si el joven será capaz de igualar el historial del viejo Mini inglés.

Los mejores vídeos