El Tribunal Constitucional califica de injustas las indemnizaciones por accidente de tráfico

La cuantía fija para las lesiones por accidentes de tráfico ha sido declarada injusta por el Tribunal Constitucional y discriminatoria frente a la de lesiones producidas por cualquier otro motivo; una sentencia que valora positivamente AEA.

Automovilistas Europeos Asociados (AEA) considera positiva una sentencia del Tribunal Constitucional por la que se anula el actual sistema de valoración para indemnizar a las víctimas de accidentes de tráfico y pone fin a una situación injusta que se venía produciendo desde la Ley de Seguros de 1995. Antes de esta norma, la cuantía de las indemnizaciones que tenían que percibir las víctimas de un accidente de tráfico eran potestad del juez según su libre criterio y a tenor de la gravedad de incidente, las lesiones y las secuelas. Existían unos baremos orientativos que se utilizaban como referencia, pero que no eran obligatorios. Con la Ley de Seguros de 1995 se establecieron unos baremos fijos en los que se computaban unas cuantías de las que el juez no se podía salir. Este cambio de normativa provocó una situación de desamparo para cientos de víctimas de accidentes de tráfico que eran injustamente indemnizadas por la reducción de las cuantías fijadas.
Según AEA, que fue una de las entidades que más criticaron esta medida, "se establecieron entonces unas indemnizaciones mezquinas e incluso inferiores a las contempladas ocho años antes, y que no cumplían con la función de reparar justamente los daños y perjuicios causados a las víctimas de accidentes de tráfico". La organización solicitó a Rodrigo Rato, entonces vicepresidente segundo del Gobierno y ministro de Economía y Hacienda, una modificación de la ley. Por ejemplo, la ley fijaba la cantidad de 3.096 pesetas por día de baja de una persona imposibilitada tras un accidente de tráfico, cuando la anterior ley fijaba el mínimo en 4.000 pesetas y los jueces estaban disponiendo por norma la cantidad de 10.000 pesetas. AEA advirtió que la cantidad que fijaba la ley era inferior al salario medio.<br.> El Tribunal Constitucional en una sentencia considera que la aplicación de estos baremos vulnera el principio de la igualdad del artículo 14 de la Constitución, ya que supone una flagrante discriminación frente a los daños que se puedan producir por otras causas que no tengan relación con vehículos a motor. La sentencia del Constitucional no tendrá efectos retroactivos por lo que aproximadamente 600.000 personas que han sido indemnizadas injustamente desde la ley de 1995 no se podrán beneficiar de ésta.