El Tribunal Constitucional anula la retirada de licencia de un taxista que llevaba recibos falsos

Tras cuatro años, un taxista al que se le retiró la licencia de forma temporal por llevar recibos falsos se ha "llevado el gato al agua" y ha logrado que se anule la decisión del Ayuntamiento.

El Tribunal Constitucional considera que utilizar recibos falsos no es motivo suficiente para retirar la licencia a los taxistas, a no ser que se cuente con una norma que lo regule de forma específica; al menos, eso se deduce de la sentencia emitida por el TC acerca de un recurso presentado por un profesional del taxi contra una sentencia anterior.
Los hechos sucedieron en 1997, cuando un agente municipal vio en el salpicadero de un taxi un bloc de recibos no oficiales, es decir, que no llevan el correspondiente troquelado con el número de licencia. El policía tomó nota, con la consiguiente denuncia y retirada temporal de la licencia al taxista en cuestión.
El profesional sancionado recurrió esta resolución ante la Justicia. El tribunal que gestionó el caso confirmó la sanción.
El siguiente paso fue recurrir al Tribunal Constitucional, ya que el taxista consideró que se habían vulnerado sus derechos.
Desde el TC, se ha decidido que la sanción no tenía cobertura de ninguna ley y que la ordenanza municipal sobre la que se basó la denuncia no tiene facultad para retirar licencias.

Los mejores vídeos