El transporte, en huelga

Patronal del transporte y Administración aún no han resulto los principales asuntos que han llevado a la huelga al sector del transporte desde esta mañana. En un par de días, el consumidor ya podría encontrarse con problemas de abastecimiento en los supermercados.

El transporte, en huelga
El transporte, en huelga

Pese a las duras negociaciones mantenidas durante todo el fin de semana entre la patronal y la Administración, que dieron como fruto algunos avances, éstos no fueron suficientes, sin embargo, para que el sector del transporte desconvoque la huelga indefinida que ha dado comienzo hoy lunes desde la pasada medianoche. Sí se llegó a un acuerdo con el Ministerio de Fomento que fue ratificado por Fernando Palao, secretario general de Transportes, en todos los puntos exigidos por la patronal. Entre ellos, se encontraba la revisión automática de tarifas conforme a la subida del precio del combustible y el compromiso de prohibir que los conductores de camiones realicen también las labores de carga y descarga. Aún así, todavía quedan muchas reclamaciones por resolver. En concreto, las que competen a los Ministerios de Economía y Hacienda, Trabajo y Asuntos Sociales e Interior.Así, se mantiene la previsión de inactividad por parte de los transportistas a partir de hoy hasta que no se obtengan acuerdos similares con el resto de los ministerios implicados en sus reivindicaciones. Marcos Montero, presidente de la Confederación Española de Transporte de Mercancías (CEMT) - patronal que asocia a 34.000 empresas y 150.000 vehículos, lo que le supone el 60 por ciento del control del mercado- señalaba al Ministerio de Interior, quien no había acudido hasta ese momento a ni una sola de las negociaciones. A dicha cartera se le exigen ventajas en la recuperación de los puntos en el carné de conducir por puntos y, además, la mejora de las autorizaciones especiales de circulación para el transporte de cargas con masas y dimensiones especiales.En cuanto al Ministerio de Economía y Hacienda, los transportistas en paro confiaban en cerrar hoy una de las principales demandas exigidas a dicha cartera. Se trata de la supresión del denominado “céntimo sanitario", importe con el que algunas comunidades gravan la venta de combustible para financiar la sanidad. A día de ayer, el resto de solicitudes, como la supresión del Impuesto de Actividades Económicas y la congelación del Impuesto de Hidrocarburos quedaban prácticamente cerradas, aunque ninguna de las partes detallara en qué sentido.Asimismo, queda también pendiente la recepción de un borrador del Ministerio de Trabajo con las propuestas de éste departamento a los camioneros, quienes requerían la jubilación anticipada en caso de determinadas enfermedades profesionales.Por otra parte, y en cuanto los acuerdos entre Administración y transportistas lleguen a buen puerto, estos últimos deben cerrar el principio de consenso con la patronal de sus clientes, los cargadores, con el fin de actualizar sus tarifas de transporte para repercutir la subida del combustible. Pese al anuncio hecho esta misma mañana en “Los desayunos" de TVE por la vicepresidenta del gobierno, Maria Teresa Fernández de la Vega, de “una aproximación" en los tres puntos más conflictivos, desde la CETM no se mostraban “tan optimistas".Ya durante la madrugada, la paralización del transporte se ha hecho patente en los mercados de abastos y mercancías de las ciudades, donde no ha aparecido prácticamente ningún camión para descargar. También las empresas de paquetería y los centros de transportes reflejaban una total parálisis de actividades.Por su parte, los transportistas del norte de Galicia, Asturias y Cantabria siguieron ayer con la huelga iniciada por su cuenta hace una semana. Pese al acuerdo alcanzado hace unos días, no desconvocarán los paros hasta que éste no sea ratificado.

Los mejores vídeos