El SUVA de la Guardia Civil ya es una realidad

El Servicio Unipersonal de Vigilancia de Autovías (SUVA) ya está en funcionamiento. Desde ayer, 1 de marzo, 300 guardias civiles patrullan en solitario por las autovías españolas acompañados de una microcámara que grabará sus intervenciones.

La Dirección General de Tráfico ha comunicado la puesta en funcionamiento de este servicio y ha anunciado que serán 301 los nuevos vehículos dotados de cámara los que realizarán estas tareas. Tal y como te informábamos en Autopista Online hace unos días, la mítica pareja de la Guardia Civil desaparece para dar paso a los nuevos vehículos que disponen de cámaras de vídeo y de fotos para registrar todo el proceso realizado por los agentes.

Este nuevo servicio sólo estará disponible, lógicamente, en las comunidades autónomas en las que la DGT tiene competencias en materia de vigilancia de tráfico y tras las experiencias realizadas durante los dos últimos años en las provincias de Toledo y Valladolid.El objetivo del Servicio Unipersonal de Vigilancia de Autovías (SUVA) es incrementar la presencia de patrullas en carretera como medio demostrado de prevención de conductas antirreglamentarias y, por tanto, de disminución de los riegos de accidente y para una mayor rapidez de respuesta, según ha comunicado la DGT. Los modelos utilizados por estas “patrullas-unipersonales" son Nissan Primera (101 unidades), Renault Laguna (80), Citroën C5 (70) y Peugeot 406 (50). Estos coches están dotados, tal y como pudimos ver en el pasado Salón Internacional de Tráfico y Seguridad Vial (Trafic), de una cámara en miniatura con dispositivo de imagen CCD color con zoom, pantalla TFT y vídeo grabador VHS protegido por una caja fuerte con capacidad de grabación hasta 8 horas. Madrid es la provincia con mayor número de vehículos de estas características en su red viaria, con 22 unidades; tras esta comunidad se sitúa Málaga (18), Sevilla y Asturias (16) y Murcia (14). Otras zonas como A Coruña o La Rioja sólo dispondrán de dos coches. Hasta la entrada en vigor del nuevo reglamento de Circulación no era posible la utilización de este tipo de patrullas. Ahora la norma prevé la forma de detención del vehículo infractor mediante señales luminosas por parte del automóvil patrulla.

El Ministerio de Interior, a través de la DGT, ha invertido 8,03 millones de euros en estos dispositivos.