El "súper cerebro" de los taxistas de Londres

Para ser taxista en Londres es necesario saberse de memoria el plano de la ciudad, con los nombres de todas las calles. Esto estimula sobremanera el sentido de la orientación, con lo que el cerebro crece.

El "súper cerebro" de los taxistas de Londres
El "súper cerebro" de los taxistas de Londres

Para orientarse, el ser humano, igual que los pájaros, utiliza el hipocampo, una región del cerebro. En Londres, un estudio con resonancia magnética aplicado a 16 taxistas ha demostrado que su hipocampo crece con el tiempo. Esta parte del cerebro controla la orientación, con lo que el continuo estudio del callejero londinense parece propiciar este aumento de la masa encefálica.
Los científicos del University College London aseguran que el hipocampo es mayor en profesionales que llevan cuarenta años en las calles.

Pregunta a los propietarios por su coche y recibe las respuestas en tu email.

Acepto la política de privacidad para poder obtener las respuestas.

Quiero recibir la mejor oferta.