El suministro de petróleo en España está garantizado

La tensión económica producida tras los ataques contra Estados Unidos se palpa en el ambiente mundial. Los productores de petróleo piden calma, mientras intentan estabilizar el precio y los mercados.

Gracias a la reacción de los países productores de petróleo, el precio del crudo no se ha disparado tras los atentados ocurridos contra Estados Unidos la semana pasada. Ésta es la conclusión a la que ha llegado el vicepresidente segundo y ministro de Economía, Rodrigo Rato.

El martes pasado, 11 de septiembre, tras el ataque a objetivos estadounidenses, el precio del barril de Brent, el de referencia en Europa, alcanzó los 31 dólares (unas 5.580 pesetas). No obstante, el incremento del precio se moderó tras el anuncio de Alí Rodríguez, secretario general de la Organización de Países Exportadores de Petróleo, en el que se garantizaba el abastecimiento de oro negro en todo el mundo.

Para estabilizar el precio del crudo es necesario, según Rodrigo Rato, que se establezca un debate entre los consumidores y los productores de crudo, ya que "los consensos en esta dirección son importantes".

En cuanto a la energía disponible en nuestro país, el vicepresidente segundo aseguró que está garantizado el suministro de electricidad y de gas.

Las petroleras de nuestro país, por su parte, han garantizado un abastecimiento de combustibles para automoción durante, al menos, 90 días. Estas existencias están previstas por la legislación española.

En Estados Unidos, el precio del crudo fluctúa
Mientras, en Estados Unidos, se registró ayer un incremento del precio del crudo del 5 por ciento en la primera parte de la jornada y un descenso al final de la misma. Tras el primer día de apertura de Wall Street, después de los atentados de la semana pasada, también los contratos futuros de gasolina han visto fluctuar su precio.

Algunas fuentes habían confirmado que Estados Unidos había pedido un incremento de la producción de crudo en una reunión mantenida con los productores de petróleo el pasado domingo.

No obstante, la Opep ha desmentido que Estados Unidos haya pedido dicho aumento de la producción. Según el máximo representante de esta organización de productores de crudo, el nivel de oferta es adecuado a la demanda existente y no es necesario, por el momento, el aumento de la producción.