El segmento medio de turismos fue el de mayor crecimiento en enero

Durante el mes de enero, el segmento medio de turismos -donde se encuadran vehículos como el Renault Laguna, el Citroën C5 o el Ford Mondeo- ha sido el de mayor crecimiento, con un 23,8 por ciento más de matriculaciones que durante el mismo período de 2001.

Según las asociaciones de fabricantes de automóviles (Anfac), concesionarios (Faconauto) y vendedores (Ganvam), el segmento medio de automóviles de turismo matriculó, durante el pasado mes, un total de 19.281 unidades, lo que supone una cuota de mercado del 19,9 por ciento.

En enero se comercializaron 96.705 turismos, pero el segmento de las berlinas medias fue el de mayor crecimiento (con un 23,8 por ciento más de matriculaciones que en el mismo período de 2001), debido al elevado índice de renovación de modelos que se produjo durante el último ejercicio, como ha señalado Anfac.

Sin embargo, el sector que registró un mayor número de matriculaciones durante el mes pasado fue el de los utilitarios (Megane, Ibiza, Xsara...), con 35.058 unidades, un 0,1 por ciento menos que en enero de 2001. El segmento de los pequeños urbanos (Lupo, Arosa, Twingo...), con 28.531 automóviles comercializados, fue el segundo en ventas, aunque sólo creció un 0,7 por ciento.

Por su parte, el sector de los vehículos de lujo desaceleró en enero el aumento registrado en los últimos meses de 2001, con 899 unidades matriculadas.

Las motorizaciones Diesel superan en un 10 por ciento a las de gasolina
El 55 por ciento de los turismos matriculados durante el mes pasado tenían propulsores Diesel, situando estas motorizaciones diez puntos porcentuales por encima de las de gasolina.

Las informaciones de Anfac, Faconauto y Ganvam muestran que esta cuota de motores de gasóleo ha sido la segunda mayor registrada en el último año, siendo superada únicamente por la que se obtuvo el pasado noviembre (56,3 por ciento).

Los propulsores Diesel en el segmento de turismos cerraron el pasado ejercicio con una cuota de mercado del 51,8 por ciento, frente al 48,2 por ciento que obtuvieron los motores de gasolina.