El sector privado asume la gestión del Centro Tecnológico de Componentes, presidido por Isabel Bolado

El Gobierno de Cantabria ha cedido la financiación y gestión de la Fundación Centro Tecnológico de Componentes (CTC) al sector privado, representado por una veintena de empresas de la región que constituyen desde hoy su patronato, que preside una mujer, Isabel Bolado.

Firmas como el Banco Santander, Equipos Nucelares, Erzia, Siance, o Biocantaber, a las que pronto se incorporarán Siemens, Teka y el Grupo Tirso, son patronos de la Fundación CTC, junto a instituciones como la Universidad de Cantabria (UC), el Grupo Sodercan del Gobierno de Cantabria o la Fundación Instituto de Hidráulica Ambiental.

Cada patrono destina para serlo 17.000 euros, y luego concretarán un presupuesto anual para sostener la actividad de un organismo que nació ligado a la investigación sobre el automóvil, que ha evolucionado a áreas como los nanomateriales o las energías renovables y que el año pasado gestionó proyectos para 26 empresas por valor de 1,2 millones de euros y participó en proyectos regionales y nacionales por un importe de 2,6 millones de euros.

La razón de esta cambio es que los cambios legislativos exigen que los Centros Tecnológicos como este tengan una mayor proporción en sus fondos de dinero procedente del sector privado o de convocatorias en las que se compite con otros entes, en lugar de subvenciones públicas directas, como venía pasando hasta ahora.

El consejero de Industria y Desarrollo Tecnológico del Gobierno de Cantabria, Juan José Sota, presidente hasta este momento de la Fundación CTC, ha explicado que 'ha llegado el momento de que sea el tejido productivo, las empresas de Cantabria, quien se haga cargo de la gestión y la financiación' de este organismo.

La nueva presidenta es Isabel Bolado, que administra el Grupo Bolado, una empresa que se dedica a la construcción, pero también 'bastante diversificada', con proyectos en los servicios y el área medioambiental, y que de hecho dedica cuatro millones de euros a proyectos de investigación e innovación.

Según ha subrayado, su objetivo es apoyar la generación de conocimiento en el CTC para 'trasladarlo a la empresa' y 'fortalecer la capacidad competitiva de las empresas de Cantabria'.

Por su parte, el director del Centro, Iñaki Gorrochategui, ha repasado la evolución de este organismo, con sede en el Parque Científico y Tecnológico de Cantabria (PCTCAN), que desde sus orígenes en la automoción ha ampliado su área de actividad a otros campos, como la energía nuclear, los nanomateriales o las energías renovables, con especial atención a las marinas, el oleaje, la eólica y la minieólica.

PATRONOS

Los patronos son: Equipos Nucleares, S.A. (ENSA); ITM Instalación y Mantenimiento de Instalaciones, S.L. (ITM Sistemas); Arruti Santander, S.A. (ARRUTI); Banco Santander, S.A. (SANTANDER); Caja de Ahorros de Santander y Cantabria (CAJA CANTABRIA); Avalon Inytec, S.L. (AVALON); Adelanta Corporación, S.A. (ADELANTA CORPORACION); SIECSA Construcción y Servicios, S. A. (Grupo SIEC); E.ON Renovables, S.L.U. (EON); ERZIA Technologies S. L. (ERZIA)*; y Emilio Bolado, S. L. (Grupo Emilio Bolado).

También están Acciona Infraestructuras, S. A. (ACCIONA); Oxital España, S.L. (OXITAL); Cantabria Generación, S.L. (ALARDE); Eolican Innovación y Energía, S.L. (EOLICAN); Sidenor Industrial, S. L. (Gerdau); Sniace S. A. (SNIACE); Asociación Foro de Automoción de Cantabria (GIRA); Cantarey Reinosa, S.A.U. (Gamesa); Biocantaber, S.L.; Universidad de Cantabria (UC); Sociedad para el Desarrollo Regional de Cantabria, S. A. (SODERCAN), y Fundación Instituto de Hidráulica Ambiental de Cantabria (IH).

FUNDACIÓN CTC

El Centro Tecnológico de Componentes cuenta con 30 empleados de alta cualificación y es el único centro tecnológico cántabro que cuenta con el reconocimiento del Gobierno central.

Desde principios de año, su sede se encuentra en el Parque Científico y Tecnológico de Cantabria (PCTCAN), en unas instalaciones que ocupan dos plantas y una superficie de 450 metros cuadrados. Recientemente, se dotó de un nuevo laboratorio.

Entre las dotaciones del CTC se encuentra el Simulador de Movimiento de dos ejes con cámara térmica desmontable para modelado y ensayo de Plataformas Estabilizadas, Unidades de Medida Inercial y Sensores Inerciales.

El nuevo laboratorio cuenta con el nuevo Microscopio electrónico, llamado de fuerza atómica (AFM) porque puede observar a escala atómica, para análisis de materiales a escala nanométrica.

Un nanómetro, la millonésima parte de un metro, es, en comparación con una manzana, como esa manzana al globo terráqueo. Este nuevo equipo permitirá desarrollar nuevos materiales que mejoran la resistencia y otras características a los ya conocidos.

Otros equipos singulares que componen el nuevo laboratorio son, por ejemplo, el Spray Dryer, que realiza micoencapsulado de materiales, pulverización de líquidos, atomización, etc, o la Molienda de tres rodillos (Three Rolls Mill), que permite la dispersión de nanopartículas.

CENTRO TECNOLÓGICO DE COMPONENTES

El Centro Tecnológico de Componentes (CTC) fue creado en el año 2000 como una fundación de naturaleza privada, del sector público autonómico, al servicio de la sociedad y del tejido industrial.

El CTC tiene un modelo operativo basado en Unidades de Negocio de carácter sectorial, con una clara orientación al cliente, aportando valor en cada proyecto que desarrolla, gracias a la especialización, capacitación y la gestión eficiente de su equipo humano, formado por 30 personas, entre ellos doctores, titulados superiores y medios.

Los proyectos que se desarrollan en el CTC tienen como uno de sus objetivos minimizar el impacto en el entorno y mantener un correcto desempeño ambiental, a través de la gestión sostenible de sus recursos, la aplicación de políticas medioambientales responsables de sus subcontratistas y la evaluación del impacto ambiental de sus proyectos.