El sector de servicios bancarios, el peor valorado por consumidores europeos

El sector de servicios bancarios es el peor valorado por los consumidores europeos, seguido de las empresas de telecomunicaciones y las energéticas, según un informe publicado hoy sobre la percepción de los ciudadanos de los distintos mercados de la Unión Europea (UE).

'El sector financiero, el de las telecomunicaciones y el energético reciben una nota particularmente baja' en la edición 2012 de este análisis que publica anualmente la Comisión Europea (CE), según indicó la institución en un comunicado.

Dentro de estos sectores, los servicios concretos peor valorados son los mercados de productos de inversión, el de hipotecas y el de servicios inmobiliarios, que 'tocan fondo por tercer año consecutivo'.

Respecto al sector bancario, la CE destaca que los ciudadanos 'pelean' por comparar las diferentes tasas y condiciones aplicadas por estos servicios, por lo que les resulta difícil elegir la mejor oferta y los mejores proveedores.

Las empresas de telecomunicaciones han mejorado respecto a la evaluación de 2011, en especial los sectores de suscripción a productos televisivos y a internet.

Los mercados energéticos reciben valoraciones especialmente bajas en cuanto a la elección, la posibilidad de comparar los servicios y el margen para cambiar de proveedor y tarifas.

Por el contrario, los servicios más valorados son los de cuidado personal, los de ocio y cultura y los servicios de deporte comercial.

Las caídas más pronunciadas en comparación con las valoraciones de 2011 se dan en los servicios postales y el transporte público, lo que 'puede reflejar los recortes presupuestarios motivados por las políticas de austeridad', según la CE.

En cuanto a los mercados de bienes, los consumidores tienen mejores expectativas sobre los mercados de bienes, pese a los 'pobres resultados' que reciben el sector del automóvil -especialmente, el de segunda mano-, el de la ropa y el de la carne.

Aquellos que, por contra, reciben la mayor aprobación de los ciudadanos son el sector de las revistas, periódicos y libros; el de bebidas no alcohólicas y el que comercializa el pan, cereales, arroz y pasta.

'Los mercados en los que los consumidores se sienten confundidos, engañados, tiene pocas opciones y creen complicado cambiarlos serán menos competitivos, con un coste para los consumidores y para el conjunto de la economía', afirmó el comisario europeo de Salud y Consumo, Tonio Borg.

Borg recalcó que el gasto de los consumidores representa el 56 % del total del Producto Interior Bruto (PIB) de la Unión Europea, por lo que a la vista de los resultados del informe, instó a los Veintisiete y a los empresarios a 'controlar el bajo rendimiento de los mercados y a tomar iniciativas para mejorar la situación'.

La CE anunció que llevará a cabo dos informes en profundidad, uno que se centrará en el mercado de los coches de segunda mano, y otro para analizar la vulnerabilidad de los consumidores.