El Rey confía en 'el buen sentido de todos' para superar las dificultades

Barcelona 25 sep (EFE).- El rey Juan Carlos ha destacado hoy que la situación actual requiere el 'buen sentido de todos' y que confía en la voluntad de Cataluña, España entera y Europa para superar una etapa que ha calificado de histórica por su gravedad.

El monarca ha hecho estas consideraciones en el discurso de entrega del premio Internacional Conde de Barcelona al secretario de Estado del Vaticano, el cardenal Tarcisio Bertone, de quien ha resaltado que conoce bien 'el alma' de la tierra catalana y 'guarda una cordial comprensión de la personalidad de Cataluña'.

El rey ha dicho que 'sería ceguera no ver la gravedad de esta etapa histórica, pero sería irresponsable igualmente caer en el abatimiento infecundo sin advertir y ser conscientes de que el genio y la voluntad de los hombres y mujeres de Cataluña, España entera y de Europa serán capaces de superar estas circunstancias'.

Según el monarca, las actuales circunstancias 'precisan el esfuerzo y el buen sentido de todos, así como el impulso de la sociedad civil en todos los campos'.

El vínculo con Cataluña es uno de los motivos esgrimidos por el jurado del Premio Internacional Conde de Barcelona para otorgar el galardón a Bertone, junto con el reconocimiento de su labor diplomática y solidaria.

La ceremonia del Premio Internacional Conde de Barcelona, celebrada en el Monasterio de Pedralbes, es el primer acto del rey tras la publicación de su mensaje alertando contra quienes 'alientan disensiones'.

En el acto, el monarca ha coincidido con el presidente de la Generalitat, Artur Mas, que hoy ha anunciado la convocatoria de elecciones anticipadas en Cataluña para el próximo 25 de noviembre con la intención de poner en marcha un proceso que permita a los catalanes ejercer 'su derecho a la de autodeterminación'.

De Cataluña, el rey ha destacado que 'sabe muy bien de los valores del trabajo y de iniciativas creadores' y que, a la vez, sabe reconocer personalidades como el cardenal Bertone que 'se entregan a su misión con entusiasmo y fortaleza'.

Juan Carlos I ha recordado que Bertone organizó las últimas visitas del Papa a España (Barcelona, Santiago de Compostela, Valencia y Madrid), entre ellas la visita a la capital catalana en la que se consagró la Sagrada Familia.

El monarca también ha aplaudido que el jurado del premio haya reconocido de Bertone la labor diplomática, un 'arte que procura la relación y el intercambio y que busca armonizar los legítimos intereses de las partes pero que, sobre todo, trabaja para el bien de las personas'.

Agradecido por las palabras de Don Juan Carlos, el cardenal Bertone, también alternando castellano y catalán, ha abogado por una 'maduración ética de la humanidad' que propugne la libertad religiosa como eje fundamental para la construcción de la paz.

En su discurso, Bertone ha citado los puntos 'innegociables' para la Iglesia como 'la protección de la vida humana, la familia cimentada en el matrimonio o el derecho inalienable de los padres a la educación religiosa de sus hijos'.

El representante de la Santa Sede ha asegurado que la Iglesia 'no pretende juzgar a quien no comparte la visión del Vaticano' pero 'nuestro servicio a la sociedad y a la verdad nos pide precisamente exponer las razones de nuestras convicciones'.

El cardenal ha hecho una defensa de que los seres humanos crezcan 'serena e integralmente, en hogares donde familias fundadas sobre el matrimonio entre un varón y una mujer'.

'Si todas estas raíces se descuidan, si se tildan de vetustas o no se alimentan vigorosamente, el hombre y su armónica convivencia perderán su real consistencia', ha advertido.

El cardenal ha apostado también por anteponer los intereses particulares a los colectivos y ha anunciado que dará la mitad del importe del premio a las iniciativas benéficas para jóvenes de la archidiócesis de Barcelona y el otro 50 % a los proyectos solidarios en Nicaragua.

Tanto el rey como el cardenal han dedicado unas palabras a las inundaciones que se produjeron hoy hace 50 años en el Vallès y en las que fallecieron más de 700 personas.

Al acto han asistido el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz; el alcalde de Barcelona, Xavier Trias; el expresidente de la Generalitat Jordi Pujol; la delegada del Gobierno, María de los Llanos de Luna; el portavoz del Govern, Francesc Homs, y el presidente del PSC, Pere Navarro.