El reciclaje de vehículos, fuente de nuevos negocios

Desde principios de año, un vehículo fuera de uso es considerado un residuo peligroso. Por tanto, los desguaces tradicionales tienen los días contados, pero, con las nuevas normas europeas de reciclaje, la chatarra va a convertirse en un suculento negocio.

El reciclaje de vehículos, fuente de nuevos negocios
El reciclaje de vehículos, fuente de nuevos negocios

España todavía tiene que adaptarse a la nueva normativa europea sobre Vehículos Fuera de Uso (VFU), pero, según ha adelantado el director general de Política Tecnológica del Ministerio de Ciencia y Tecnología, Arturo González, nuestra legislación otorgará "la máxima flexibilidad a la industria para que se organice como quiera".

Así, la desaparición de los desguaces tradicionales, que deberán convertirse en CARD, es decir, Centros Autorizados de Recepción y Descontaminación, propiciará "nuevas líneas de negocio".

No hay que olvidar que, según González, en torno a un 40 por ciento de los 23 millones de vehículos del parque circulante español ya supera la década de existencia. La chatarra va, por tanto, a hacer sonar muchas cajas de caudales.

Uno de los primeros en apuntarse a este nuevo negocio es Cesvimap, filial de la empresa Mapfre. Como se ha adelantado en el seminario "Estrategias de Reciclado en el Automóvil" impartido en Barcelona, esta compañía va a edificar, a partir del próximo mes de marzo, un centro automatizado de tratamiento de VFU en Ávila, que manipulará anualmente entre 1.600 y 2.000 vehículos.

Además, Cevismap valorará las piezas recuperables, ya que Mapfre estudia utilizar recambios usados en la reparación de algunos siniestros.