El Rally de Gran Bretaña podría suspenderse por falta de seguridad

La organización del Campeonato Mundial de Rallies ha advertido que la prueba que se celebra en Gran Bretaña (el Rally RAC, uno de los más prestigiosos) podría eliminarse a menos que mejoren sus medidas de seguridad.

Cuatro pilotos se juegan el título mundial en el Rally de Gran Bretaña
Cuatro pilotos se juegan el título mundial en el Rally de Gran Bretaña

El director del Campeonato Mundial de Rallies, David Richards, ha expresado su preocupación por el nivel de seguridad de la carrera británica (que suele cerrar el calendario de la especialidad), señalando que el incidente protagonizado por Carlos Sainz en la pasada edición de la prueba ha supuesto un "toque de atención" para los organizadores.

El Ford Focus del español se salió de la carretera en uno de los tramos, arrollando a doce personas –entre ellas varios niños- por lo que la organización decidió suspender el tramo, mientras que Ford retiró a todos sus pilotos de la prueba.

Este accidente originó dudas sobre el sistema de seguridad desplegado en la carrera británica. Precisamente, la insuficiente protección de los espectadores ha sido una de las causas que han provocado que, en la edición 2002 del Mundial, no se celebre el mítico Rally de Portugal, sustituido por una nueva prueba que tendrá lugar en Alemania.

Richards ha advertido que "no hay ninguna carrera sagrada en el Mundial y las medidas de seguridad están por encima de cualquier otro asunto". El máximo responsable del Campeonato de Rallies ha pedido a la organización del Rally RAC que forme un equipo preparado para resolver el problema.

Por su parte, el portavoz de la organización de la prueba británica, Colin Wilson, ha afirmado que no cree que el Rally de Gran Bretaña esté por debajo "de otros países en lo que a medidas de seguridad se refiere", sino que el "incremento de la popularidad de la prueba y el aumento de la velocidad de los vehículos eleva el riesgo de accidentes".

Sin embargo, Wilson ha reconocido que, en lo que respecta a la seguridad, "no hay pretextos... debimos darnos cuenta de lo que ocurría en la prueba del año pasado", apuntó.

Además del Rally de Gran Bretaña, la posibilidad de suspensión también pesa sobre la prueba que se celebra en Kenia, pues los pilotos se han quejado en repetidas ocasiones sobre la falta de seguridad de la carrera africana.

Los mejores vídeos