El Rally de Cataluña cambia de cara

Los organizadores del Rally de Cataluña, los miembros del RACC, tienen fama de ser los mejores del circuito mundial. Este año, para dar un espectáculo aún mayor, se han estrujado el cerebro y le han dado la vuelta por completo. Es más largo, más duro y más impredecible.

Un 60 por ciento del recorrido nuevo es suficiente dato para hacerse una idea de cómo ha cambiado en Rally de Cataluña, el único del Mundial que se corre en nuestro país.

La prueba, que se disputa en las cercanías de la localidad gerundense de Lloret de Mar, arrancará el día 23 de marzo y acabará el domingo 25 del mismo mes.
Serán 18 especiales, aunque sólo se correrá por nueve tramos, eso sí, todos se harán dos veces. Lo más llamativo es que la mayor parte de los tramos de los dos últimos días se corre en sentido inverso al tradicional, con lo que las especiales son casi inéditas.
Destaca el aumento de kilómetros en la última etapa, que pasa a tener 118,4 y se convierte en la clave del rally. Será dura y llena de sorpresas, con lo que puede decidir la victoria final. En el resto de rallies, la jornada dominical suele ser más ligera que las demás.

El trazado en bucle beneficia a los espectadores, que podrán ver más de un tramo sin cambiar de sitio. Así se evitan las grandes colas y atascos, que son una de las lacras de este deporte.
Otra novedad es la presencia de dos parques de asistencia, el tradicional de Manlleu y uno nuevo en el parque Universal Studios Port Aventura.
Carlos Sainz considera que este trazado posibilitará muchas sorpresas y que el rally estará muy igualado. Aun así, el madrileño espera ganarlo, como ya hizo en 1995 y 1992.
Estos días, Sainz entrena duramente en Sant Feliu de Buixalleu. Rovanpera y Makinen también trabajan para prepara el Cataluña, la segunda prueba de asfalto del año.