El Quantum Racing y el Iberdrola Team se adjudican el Trofeo Cascais en TP52 y Soto 40

La embarcación estadounidense del Quantum Racing se ha adjudicado el Trofeo Cascais de la Audi MedCup en la clase TP52 disputada en aguas portuguesas, en una competición que ha dejado la victoria de un español, el Iberdrola, en Soto 40.

El Quantum se impuso por delante del alemán Container y del italiano Audi Azurra Saling Team, mientras que el único representante español, el Bribón, terminó en la sexta posición.

Los vientos, de 17 nudos de intensidad iban en ascenso, por lo que la tensión era máxima. Los españoles del 'Bribón', con Gonzalo Araújo al frente firmaron un fuera de línea, por lo que el objetivo desde ese momento fue el recuperar posiciones. Al final se hizo un buen trabajo y el sexto puesto a la llegada dejó un buen sabor de boca.

La próxima cita con la vela en esta Audi MedCup será en aguas de Marsella (Francia), que se disputarán entre el 14 y el 19 del próximo mes de junio.

IBERDROLA, CAMPEÓN EN SOTO 40

Por su parte, el Iberdrola Team que capitanea el cántabro José María Torcida se impuso en la clase Sota 40, en lo que supuso el debut de la embarcación española en esta modalidad.

El equipo español se ha mantenido al frente de la clasificación desde el primer día de competición con unos números que reflejan el dominio y la regularidad del barco verde en las ocho mangas celebradas: cuatro victorias, tres segundas plazas y un tercer puesto.

Agustín Zulueta, Director Deportivo del Iberdrola Team, ha señalado que ha sido una semana 'muy dura' con condiciones 'excepcionales para la navegación' pero que han hecho que las tripulaciones 'se desgasten al máximo' para lograr el cometido.

'Estoy por supuesto muy satisfecho con el rendimiento del equipo pero hay que aprender de los errores y tenemos algunas áreas donde mejorar para el futuro. La próxima regata es en Marsella y esperamos trabajar duro para poder repetir este buen comienzo', explicó.

El Iberdrola Team, que navega con bandera del Club Náutico de Abra, ha sido el primer equipo europeo en disponer de su unidad de la clase S40, así como en finalizar las labores de montaje, lo que le ha permitido desarrollar un completo plan de entrenamiento a lo largo de los meses de marzo, abril y mayo en la base de Valencia, de cara a definir los objetivos técnicos y deportivos del monocasco.